Antologías: Verbum – Relato “Great King Girl” de Weldon Penderton.

Verbum

Verbum

 

Datos del relato

  • Autor: Weldon Penderton
  • Año publicación: 2016,  Fata Libelli
  • Lengua: Castellano
  • AntologíaVerbum
  • ISBN:  9788494415722
  • Fecha de lectura: Noviembre de 2016

 

 

 

Generalmente suelo comenzar las reseñas hablando del autor, pero en este caso, creo que va a ser imposible. Como sabéis, soy nuevo en este mundo de Hugos, Spaces Operas, Fandom y expertos críticos de Fantasía Cotidiana ligeramente Histórica con toques de Terror Épico Distópico, así que no sé absolutamente nada sobre Weldon Penderton.

Para mí hasta ahora solo era un tipo que se suponía que era escritor y que seguía en Twitter. Un tipo interesante, agradable y que hacía aportes inteligentes en su timeline (y a veces en el mío).

Esa es la grandeza de las redes sociales, alguien responde a un tweet tuyo y tú contestas como si nada, cuando deberías postrarte y tratarle de usted. Así que a partir de hoy y después de leer el relato “Great King Girl”, para mí Weldon Penderton pasa a ser el Señor Weldon Penderton y no descarto tatuarme GKG en el brazo y registrar el dominio gkg.aforum.sx para crear un foro sobre contadores de historias (leed el relato si queréis saber lo que quiero decir).

Por todo esto, os confieso que no sé si Weldon Penderton es español, argentino, una IA o el seudónimo bajo el que Risto Mejide escribe literatura especulativa, pero puedo asegurar que el relato me ha parecido de lo mejor que he leído últimamente.

Ahora me diréis que todo el mundo lo conoce, que es una broma y que es Ken Liu traducido por Marcheto. Hasta entonces, prefiero describirle citando a las editoras de la antología, aunque tampoco estoy seguro de que esta descripción sea del todo cierta:

Nació en Lobera de Izfalada en 1977. Es hijo de campesinos emigrados a la ciudad, aunque pudo ir a la universidad, como tantos otros, aprovechando una fisura del sistema. Se gana la vida haciendo software para la industria aeronáutica militar. Sueña con trabajar desde casa. Es soltero. Es homosexual. No tiene hijos.

El relato es de esas historias que no te dejan pararte a pensar, que te hacen mover la cabeza de izquierda a derecha en un gesto forzado que tu cerebro te obliga a hacer para intentar engullir más rápido las palabras y calmar así tu ansia de devorar el texto. Te absorbe de tal manera que la única forma de escapar de sus garras es con un final como el que el Señor Penderton nos regala. Un final que es a la vez culpable de gran parte de la magia de esta desconcertante historia y culpable de la tortura a la que nos vemos sometidos al terminarlo.

Si con textos más explícitos se me ha llegado a ir la cabeza hasta límites insospechados, no os quiero ni contar lo que ha volado mi mente con este… Me pasaría una semana encontrando posibles soluciones a algo que probablemente no las tenga. Así que prefiero dejar que cada uno saque sus propias conclusiones y exponer solo una de las mías, la más probable:

Al final, era el mayordomo.

Artículos Relacionados

Comparte el OrigenShare on Facebook3Share on Google+0Tweet about this on Twitter6Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page
The following two tabs change content below.

Origen

Administrador
Informático, friki, padre y lector compulsivo. Espero que mi camino os ayude a realizar el vuestro.

Añade un Comentario