Ese fandom del que usted me habla

El fandom, ese gran desconocido

El fandom, ese gran desconocido

Que hable del fandom, me dice. Del fandom. Ahí es nada.

El fandom. Como concepto general. Que una cosa es que me dijera que hablase, qué sé yo, de los aficionados a Star Wars. O a Doctor Who. O a la Materia de Bretaña.

Ponte tú que nos quedamos con los freaks del El Señor de los Anillos, venga. Espera, ¿libro o peli? ¿Peli de Ralph Bakshi o engendros de Peter Jackson? Buf, qué follón. Déjalo en el libro, va. Una cosita, así por curiosidad: ¿eres de los que los Elfos le parecen la caña, o de los que no les soportan? ¿Más de Rohan o más de Gondor? O, espera, que igual lo que te molan son los orcos. ¿Los snaga de Mordor, o los Uruk de la Mano Blanca? No sé si veis por dónde voy.

¿Libro o peli?

¿Libro o peli?

Aunque ahora yo no sea más que una papaya, en su día fui un Ent. Y no un Ent cualquiera, no. Yo fui el propio Fangorn. Y Fangorn dijo una vez algo así como «No estoy enteramente del lado de nadie, porque nadie está enteramente de mi lado». Y es que es así. Cada lector y cada espectador tienen una experiencia única de la historia que está consumiendo. Englobar todas las experiencias bajo un único paraguas llamado fandom es simplificar demasiado, incluso si nos quedamos con una sola de las sagas, franquicias, o como quieras llamarle.

Por eso me choca tanto cuando se discute si el fandom “de antes” era más fan que el fandom “de ahora”. Que si antes eran más fanes que ahora, o los fanes eran más de verdad. Que si ahora el género (otra palabreja que se las trae, también) está echado a perder porque es una moda y “entonces” era otra cosa. Qué cansado, todo.

¿Viejo Fandom?

¿Viejo Fandom?

Porque esa es otra. Nos inventamos un aglutinador para todos aquellos que, en su día y cada uno por un motivo distinto, éramos los “raritos” para, inmediatamente, empezar a separar los “de verdad” de los “de mentira”. Ya, ya sé que pasa con todo. Que la música “buena” era la de antes. Que ya no se hacen pelis como las de antes. Que todo mal. Los cómics. Las novelas. Los géneros. Caemos constantemente en la falacia del auténtico escocés, queremos separar la espuma de la cerveza sin aceptar que son todo lo mismo ni ponernos de acuerdo en qué es cerveza y qué es espuma.

Y así nos va. Cuando un título no se ajusta a lo que nosotros consideramos el arquetipo del género, es malo. Cuando se le premia, es tongo. Cuando se convierte en éxito de ventas, es solo márketing. Parece mentira que, tratándose de ficción fantástica, tengamos la mente tan cerrada. Que pongamos límites a aquello que se ha caracterizado siempre por romperlos, por mirar más allá de nuestras barreras mentales, por buscar respuestas a preguntas que aún no se nos ha ocurrido hacernos.

Ojo, que esto funciona en dos direcciones, ¿eh? Que tan poca razón tienen quienes consideran que, más allá de “los clásicos”, no hay nada que merezca la pena, como quienes emulan a Dalí y Lorca y consideran putrefacto a todo lo que no es contemporáneo. Y no me voy a meter aquí en el jardín de si las obras deben o no ser leídas únicamente desde el punto de vista del momento en que fueron creadas (pista: no). Estoy hablando de prejuicios. Esos que ninguno tenemos pero todos demostramos tener.

Voy a confesar algo. Hola, soy @JotaCé, y algunos libros me gustan y otros no. Hay temáticas que en su día me apasionaban y hoy me cansan. Hay puntos de vista que antes me parecían merecedores de anatema y hoy me parecen frescos, novedosos y necesarios. Hay firmas que en su día me parecían el sursum corda y se me han ido cayendo de los pedestales, y no soy menos fan por eso. Ni más. Porque tampoco he estado nunca del lado de nadie.

JotaCé

JotaCé

Pocas veces he sido fan (que, por si se nos ha olvidado, es una abreviatura de fanático) y, casi siempre, se me ha ido pasando. Seguramente es una consecuencia de cumplir años, aunque eso solo no basta. Reconozco que he pasado muchos años con las orejas y la mente cerradas, empeñado en releer lo mismo una y otra vez, sin ampliar mis horizontes porque es que no he leído nada de esta persona y no sé yo si me va a gustar su estilo, o sus temas, o sus historias. Y cerré mi lista de firmas a un número ridículo por lo escaso. Y he acabado leyendo cada bodrio, solo porque era de Fulanitez de Tal, que escribió una vez una maravilla y, corcho, cómo no iba a comprar esto… Buf.

Y, entre tanto, yo he envejecido (poco, porque ya nací viejo, pero vaya) y he ido incorporando experiencias y aprendizajes a mi mochila, hasta el punto de decir que cada relectura de un título era en realidad la primera vez que lo leía, porque yo era una persona distinta. Y, mira tú, un mismo libro puede no gustarle a dos personas distintas. ¿No?

He tenido la suerte de tropezar con gente estupenda que me han hecho abrir ojos y orejas. Y sí, he descubierto cosas. De la invisibilidad de algunas firmas (sobre todo las femeninas y las de minorías no normativas) y de algunas narrativas se ha hablado mucho y mejor de lo que yo podría hacerlo, así que no voy a decir más que una cosa: no somos conscientes de lo que nos estamos perdiendo por no querer verles.

Los tiempos cambian; es de esperar que la gente cambie con ellos. Es incluso sano revisarse de vez en cuando, cuestionarse uno mismo. ¡Si es hasta la base de la propia ciencia! Y, quién sabe, puede que después de autoexaminarse haya cosas que sigan en pie, otras que se caigan, y algunas que se levanten. Y quizá eso nos ayude a apreciar que lo que llamamos fandom es más rico, más complejo, más diverso de lo que una sola palabra puede expresar. Que lo interesante es que todos somos distintos. Que, en lugar de subirnos en un pedestal desde el que mirar a quienes dedican sus suspiros al objeto “equivocado”, nos reconozcamos en ellos. Que sintamos curiosidad. Que tengamos ganas de aprender.

Yo creo que es sano. Pero qué sabré yo, que solo soy una papaya. ¿No?

Comparte la entrada:


Artículos Relacionados

The following two tabs change content below.

JotaCé

Latest posts by JotaCé (see all)

7 Comentarios

  1. Ana Buitrago 11 octubre, 2018
  2. Daniel Pérez Castrillón 11 octubre, 2018
  3. José Vicente 11 octubre, 2018
  4. Juan Arias 11 octubre, 2018

Deja una respuesta

Responsable Datos: Arkaitz Arteaga Elorriaga
Finalidad: enviarte un correo electrónico con información
Legitimación: tu consentimiento
Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Alojared (proveedor de hosting de origencuantico.com con sede en Madrid) Ver política de Privacidad y en los servidores de Mailchimp en el caso de que te suscribas a la lista de correo (fuera de la UE). Ver política de privacidad de Mailchimp.
Derechos: podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos en viando una petición a través del Formulario de contacto de la web
Información adicional: Aviso legal y política de privacidad

Ciencia Ficción

Biopunk CiberPunk Ciencia Ficción Hard Distopía Narrativa Juvenil Poesía Space Opera SteamPunk Ucronía Weird

Narrativa Fantástica

Espada y brujería Fantasía Cotidiana Fantasía Épica Fantasía Histórica Fantasía Oscura GrimDark Narrativa juvenil Realismo Mágico Sword & Planet Weird

Terror

Gótico Horror Narrativa Juvenil Terror Fantástico Terror Realista Thriller Weird

Y más allá del Género

Narrativa Narrativa Histórica Novela Negra
Entrevistas Iniciativas Opinión Recomendaciones
Helena Lennox se hace mayor en El príncipe de los prodigios

Destaca por la contraposición entre los parajes idílicos de ciudades mágicas...

Entrevista a David B. Gil: “No me interesa una historia sin personajes femeninos fuertes y proactivos.”

Hoy más que entrevistar a un famoso escritor, tengo la sensación...

Libros solidarios

Os traemos tres iniciativas solidarias que tienen que ver con libros...

Novedades Ofertas Premios
Novedad de Dilatando Mentes: Magia del caos (para escépticos)

Un ensayo sobre la magia más transgresora escrito por un cineasta...

Entrevista a Eloi Puig a propósito de la CATCON (Convención Catalana de Ciencia Ficción y Fantasía)

Este próximo fin de semana (24 y 25 de noviembre) se...

Todos los finalistas a los Premios Amaltea

Desde el pasado viernes se conocen los finalistas a los Premios...

Antología Ensayos Novelas Novelas Cortas Relatos Relatos Cortos
7/10
Territorio de pesadumbre (de Rodolfo Martínez) y el príncipe

Rodolfo Martínez compone una novela muy breve, que no necesita de...

Impresionante portada de Sombra de Mariana Palova
Todas somos Sombra: breve análisis teológico-combativo de la última novela corta de Alicia Pérez Gil

Pero Sombra no es una obra de especulación religiosa sino una...

Hijos del hielo
8.8/10
Hijos del hielo o cómo engancharse a David Jasso

Una buena historia de terror que parece que termina, pero no....

Ciencia Ficción Narrativa Fantástica Terror Weird
El último viaje
“El último viaje”, de Mar Goizueta

Sin más, poneos las cálidas capas sobre los hombros, aseguradlas con...

“El nacimiento de un hombre de mar”, de Mar Goizueta

Hay historias que requieren ser contadas de una forma breve para...

Bienvenidos viajeros del tiempo

El profesor Stephen Hawking tiene el placer de invitarle a una...

Tres ojos de bruja: informe de disección
¿Y en verano, qué? Disecciones express
La mirada extraña: informe de disección
Diseccionadores de Novelas.
Diseccionadores de Novelas: Repaso, experiencias y datos del grupo
Política de Seguridad
Política de privacidad
Origen
Ideario Origen Cuántico
Equipo Cuántico
Política de Cookies
Política de cookies
Editoriales y escritores/as
Editoriales y autores/as

Sois varias las editoriales y autores que os habéis interesado para...

Contacto
Contacto

Si quieres ponerte en contacto con Origen, rellena el formulario.  ...