2312.

2312

2312

 

DATOS DEL LIBRO

  • Autor: KIM STANLEY ROBINSON
  • Año: 2012
  • Edición: MINOTAURO, 2016
  • Nº de páginas: 528 páginas
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Traducción: MIGUEL ANTÓN
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788445002926
  • Fecha de lectura: Noviembre de 2016

 

Si antes de comenzar a leer la novela, me hubieran dicho que me iba a enfrentar a uno de los mayores retos como lector que he tenido en mi vida, probablemente la hubiera dejado en la estantería.

Cuando hablamos de retos, generalmente nos referimos a ellos como algo positivo pero en este caso va más en la línea de soportar que de superarse.

Una contraportada interesante, un autor de reconocido prestigio y un premio Nébula a la mejor novela en el año de su publicación, parecían argumentos suficientes para lanzarse a leer el libro, pero si algo he aprendido de su lectura, es que las cosas no siempre son lo que parecen.

Había oído hablar de Kim Stanley Robinson, pero hasta que empecé a leer la novela nadie me había puesto las cosas claras. Tengo que dar las gracias  sobre todo a @odo, @CabalTC  y @literfan  (que son parte de los excelentes compañeros de tertulias en Tweeter que saben mucho más que yo sobre ficción especulativa) por abrirme los ojos.

La mayoría de lo que hay escrito por la red sobre el autor hace referencia a lo positivo. Un escritor que ha escrito cerca de 20 novelas, numerosos relatos y ha ganado 3 Nébulas, 2 Hugos, 5 locus y varios Ignotus entre otros premios de prestigio. Un grandísimo escritor, clásico de la Ciencia Ficción, espectacular en sus descripciones de mundos y tecnologías, un imprescindible del género…

Nadie comenta que a veces sus descripciones se extienden más de lo necesario, incidiendo en  información que no aporta nada, que la acción brilla por su ausencia en muchos tramos de sus obras y que para leer una novela suya necesitas un cargamento de ibuprofenos.

Pues bien, yo voy a hablar de mi experiencia con sus textos, que es más bien corta y creo que va a seguir siéndola. Sí, solo he leído 2312 y es más que suficiente no solo para criticar al autor, sino para tocar un par de aspectos más que me parecen importantes.

Para comenzar, me gustaría resaltar que es posible que esté equivocado, ya que en esto de la lectura y los gustos, cualquier cosa puede suceder. Pero con el tiempo he ido perdiendo el miedo a expresar mis opiniones, el miedo a herir sensibilidades, en definitiva, el miedo a salirme del redil.

Me da igual lo que opinen los “gurús” de la Ciencia Ficción sobre lo que escribo, es más, dudo que lo lean. Así que tengo que decir que creo que algo huele raro en muchas de las opiniones que veo por Internet, creo que es muy poco probable que entre amantes de un género tan peculiar, haya tanta disparidad de criterios.

Como solo he leído 2312, hablaré exclusivamente de las opiniones que he encontrado sobre la novela:

Un trabajo destacable, meticuloso, riguroso, imaginativo y muy interesante. Una novela clave para la Ciencia Ficción que acabará convirtiéndose en un referente de este género y que todo amante de la ciencia, la tecnología y la literatura, debería tener en su estantería.

Uno de nuestros escritores de ciencia ficción más visionarios.

Si hubiera que escoger a un autor cuyo trabajo representara a la ciencia ficción en el futuro, ése sería Kim Stanley Robinson.

Pues bien, estoy de acuerdo en que se ven en la novela tramos en los que puede llegar a intuirse la genialidad del autor. La colosal manera que tiene de visionar un futuro relativamente lejano y de describirlo, las innumerables tecnologías que idea y resuelve brillantemente, su visión del desarrollo de la inteligencia artificial y en definitiva la capacidad que tiene para ambientar la obra son impresionantes.

El prólogo me pareció impactante y el capítulo en el que explica la terraformación es uno de los relatos más detallados y creíbles que he podido leer (posiblemente porque está al inicio de la novela y todavía esperas ver grandes cosas). Pero ahí se acaba todo, es más, puede que su mayor virtud sea lo peor de la novela, porque llega a cansar y mucho.

Estaréis pensando que lo que acabo de decir es una contradicción, pero es que lo que le falta a la novela es una historia que dé vida al ambiente del que os hablaba. Por lo menos una historia que haga tener sentido a pasarte horas leyendo descripciones que acaban resultando pesadas, lentas e innecesarias para lo que se quiere contar.

Me da la sensación de que son demasiadas ideas para una sola novela. Podría haber partido la historia en varios volúmenes y crear un argumento más sólido para cada uno de ellos. Incluso podía haber creado relatos más cortos, no sé, encontrar una manera de que el lector tuviera algo a lo que agarrarse.

Y es que la novela no termina de arrancar. Cuando piensas que se va a olvidar de descripciones de nuevos mundos, de página y páginas de texto sin dialogo y de párrafos en los que no hace más que describir lo ya descrito, te encuentras con uno de esos capítulos que el autor llama extractos, listas y paseos cuánticos que no sé qué es lo que quieren conseguir. En serio, ¿en qué momento se le ocurre a un autor de reconocido prestigio meter esto sin venir a cuento en medio de una de sus obras?

el aburrimiento, tedium vitae, el conocimiento de maya, el absurdo,
weltschmerz, mal du siècle, la náusea existencial, disforia, abatimiento, el
ánimo, el malestar, aburrimiento, hebefrenia, el desánimo, la depresión, la
melancolía, la anomia, la acedia, distimia, vacuidad, la falta de afecto, el
blues, la desesperación, el perro negro, culo negro, la desesperanza, la
tristeza, el dolor, la infelicidad, Hikikomori, la alienación, aislamiento,
tristitia, el nihilismo, la morbosidad, la anhedonia, la pena, la angustia, el
miedo, el dolor, el terror, el horror, la desolación, la hipocondría postsiglo,
Älterschmerz, tanatropismo, el miedo a la muerte, el deseo de morir

Pensaréis que está sacado de contexto. Es posible, pero de un contexto que yo no he sido capaz de encontrar. La misma cara que se le puede quedar a una persona que no haya visto el libro ni de lejos es la que sigo teniendo yo cada vez que lo leo.

Y en los personajes ya ni entro… A poco que les hubiera dado el más mínimo sentido, teniendo en cuenta la excelente ambientación, resultarían por lo menos curiosos. Pero ni eso.

Y hasta aquí. No quiero hablar más de la novela, aunque podría estar toda la noche escribiendo sobre sapos, pasajes interminables de silbidos sinfónicos y sexo entre seres con pene y vagina. Pero me niego, prefiero comentar los aspectos que mencionaba al arrancar la reseña, los aspectos que me huelen mal de lo que he leído sobre esta obra y su autor.

A veces ocurre que un mismo libro le parece una genialidad a una persona y otra no puede ni terminarlo, pero que tengas que leer que esta novela llegará a ser un clásico de la Ciencia Ficción y que le den un Nébula… no cuela.

Generalmente leo entre 3 y 4 novelas a la semana, 2 o 3 si son densas y largas. Para terminar 2312 he necesitado 5 días y el último ya tuve que proponerme terminarlo o morir en el intento. Cada página se me hacía interminable, no llegaba a pasar nada, los personajes eran ridículos… ¿Quién es capaz de leer una novela de más de 500 páginas en la que no pasa prácticamente nada? Es más, ¿a quién se le ocurre escribir algo así?

Y ya lo de que le den un premio como el Nébula… pues qué queréis que os diga. Hasta ahora pensaba que era un buen sitio al que recurrir a la hora de decidirse a recorrer el camino hasta la librería, pero creo que voy a tener que elegir otro tipo de consejeros.

Acerca de las reseñas y los comentarios sobre el autor que abarrotan los blogs especializados, poco tengo que decir. Supongo que mi criterio está muy lejos de llegar a ser comparable con el suyo. Pero lo que me sale de dentro es decir que creo que o la gente escribe de oídas o ven Premio Nébula y se les nubla la vista (ahí he andado fino). Postureo puro y duro.

Pues nada, aquí tenéis todo un clásico de la Ciencia Ficción y ganador de un Nébula al que le doy un aprobado y haciendo un esfuerzo por recordar varios de los pasajes que sí que me han parecido realmente buenos. Si fuera por sensaciones, le pondría un 2.

Artículos Relacionados

Comparte el OrigenShare on Facebook6Share on Google+0Tweet about this on Twitter5Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page
The following two tabs change content below.

Origen

Administrador
Informático, friki, padre y lector compulsivo. Espero que mi camino os ayude a realizar el vuestro.

Publicaciones de Origen (Ver Todas)

Deja un comentario