Gracias, Arkaitz

El post que iba a publicar hoy Origen Cuántico era muy, muy distinto al que vais a leer hoy. En el otro, escrito desde la rabia, me cagaba en unas dinámicas de poder chungas que convierten los debates en linchamientos

Es un tema denso y complejo y básicamente nos llamaba a todos gilipollas porque, en fin, a veces lo somos.

Pero he cambiado de opinión. Porque yo planeo las cosas y después viene la vida, coge mi agenda llena de colorines e intentos de lettering y lo manda todo a tomar por saco.

La cuestión es que quiero hablaros de otra cosa. Bueno, de una persona.

Quiero hablaros de Arkaitz.

Los inicios

La forma en la que nos conocimos es bastante paradigmática de cómo somos los dos y las dinámicas que tomamos en redes sociales. Intenté hacer una broma porque aun no he aprendido que no soy graciosa, a él le sentó fatal y me contestó como un imbécil. Si yo fuera de otra manera lo habría mandado a la mierda. Sin embargo, soy como soy y me leí la conversación otra vez. Vi que lo que había dicho se podía tomar de la peor manera y asumí mi error.

Para mi sorpresa, él también. Y flipad: me pidió perdón. Una, dos, tres veces. Me lo pidió tantas veces que ahí sí que casi lo mando a la mierda.

Pero a raíz de aquello empezamos a hablar. Vi que el tío tenía un blog del que no había oído hablar nunca (olé yo) y que tenía un estilo muy personal, desenfadado y, sobre todo, pasional.

Bueno, en realidad pensé: cabronazo, qué estilo tiene. ¿Este también escribe o qué?

Ya vi que no, así que, en mi cabeza, tanta dedicación solo podía deberse a que cobraba de alguien. De hecho, llegué a Arkaitz y al blog en el momento en el que Origen Cuántico y Editorial Cerbero estaban en plena luna de miel así que pensé que igual estaba en plantilla de la editorial, que Israel le enviaba libros o algo así. Y, ¿sabéis que? Que cuando me enteré de que no, pensé que arkaitz era un poco idiota. 

De idiota a buen tío

Y resulta que no (más o menos). Lo que pasaba es que le gustaba mucho lo que publicaba, se había hecho amigo de algunos de sus autores (Nieves Delgado, Javier Castañeda…) y era colega de su editor*.

Después, Ark y yo seguimos hablando y me enteré de otras cosas: que organizó un grupo para que la gente leyera a otros escritores, amigos o no; que se metía en líos solo para defender a sus colegas; que se rallaba cosa mala si veía que los posts tenían visitas pero que la gente no clicaba en los enlaces que llevaban a comprar los libros que reseñaba… Aunque no cobraba comisión. Solo porque quería que los demás vendieran.

Y entonces pensé que, al final, resultaba que Arkaitz era un buen tío.

¿Por qué escribo esto?

Tendemos a decir cosas buenas de la gente cuando ya se ha muerto. 

No sé de dónde viene ese mal, pero creo que tiene que ver con esa debilidad que los otros nos suponen cuando nos ven exteriorizar nuestros sentimientos. O quizá es que nos da vergüenza.

Sea por lo que sea,  ya está bien de no reconocer las cosas que los demás hacen por uno. Así que lo único que quiero es agradecer a Arkaitz algunas cosas. 

Lo primero, la dedicación que ha tenido por la literatura de género en lengua castellana. El tío ha leído un huevo en, ¿qué? ¿dos años? Y ha escrito un montón de reseñas, ha dedicado un tiempo que no tiene en su divulgación y ha gastado un dinero que no le sobra en mantener el blog y sus lecturas. Y no es escritor, ni trabaja en el mundo editorial, ni mete publicidad. Es decir, hace lo que hace sin sacar absolutamente ningún rendimiento más allá de llevarse mejor o peor con escritores y otros personajes.

Lo segundo, el haberme descubierto a un montón de autoras que de otra manera no habría conocido y a las que admiro gracias a él. Y, lo que es mejor, darme la oportunidad de vencer mi vergüenza y ponerme en contacto con ellas para descubrir que, por lo general, son tan buenas personas como escritoras.

Lo tercero, por ser mi amigo. No os imagináis la de veces que me he encontrado con lo que necesitaba cuando he estado de bajón, aterrada por volver a estar embarazada o hasta el coño de la vida, así, en general.

Sé que Arkaitz Arteaga es una figura polémica, y no pretendo blanquearlo. Para muchos es un crack y para otros un gilipollas. 

Me consta que para muchos es un colega. Que se ha preocupado por unos y ha ayudado a otros cuando lo necesitaban, y que lo sigue haciendo.

Para mí es un buen amigo, y sé que está pasando por una época bastante jodida. Y por eso, porque no me voy a esperar al día que la palme para hacer un post en Facebook, le escribo este post.

Para darle las gracias.

Hola, soy Consuelo y, con permiso de Carla, vengo a decir que también tengo un montón de cosas que agradecer a Arkaitz. Se lo he dicho a él varias veces, pero como parece que no se lo cree, lo diré en público y ya está.

A Arkaitz le debo el haber descubierto tanta buena literatura de género en castellano. Antes de conocerle, antes de Diseccionadores, yo era de las que leían fantástico, sí, pero casi siempre de autor extranjero. También leía mucho, pero de forma superficial. Ahora procuro profundizar más. Prefería grandes sagas y cuanto más tochos los libros, mejor. Ahora leo también mucho formato corto, y lo disfruto. Arkaitz me ha cambiado la forma de leer, y no es fácil, que son muchos años y muchos vicios adquiridos.

Y, lo que es más importante, Arkaitz me ha enseñado el significado de la palabra compromiso. Es de las personas más comprometidas que conozco, y su entusiamo contagia. ¿A cuánta gente ha arrastrado con sus iniciativas de apoyo a autores y autoras? Cuando se le mete algo entre ceja y ceja no para hasta conseguirlo. Porque es un tío que lo da todo por aquello en lo que cree, que coge causas ajenas y las hace suyas, que es capaz de partirse la cara en Twitter con quien sea si cree que están faltándole al respeto a un amigo, o incluso a un autor desconocido. Es un poco quijotesco, sí, pero a mi me parece entrañable.

También tengo que agradecerle, o quizás echarle la culpa, todavía no lo tengo claro, que prácticamente me obligó a escribir mi primera reseña, en una de esas iniciativas suyas contagiosas: #reseñanovelasdeautoras. A mi, que casi no me atrevía ni a poner comentarios en GoodReads. Y la publicó en su blog, con un par. Pero es un buen ejemplo de las cosas que hace Ark y por las que le queremos.

Así que, Ark, gracias.

*Arkaitz, Israel, si tenéis que cagaros en alguien hacedlo en mí, que me la trae floja, pero no os enzarcéis en ninguna bronca. Que nos conocemos.

Comparte la entrada:


Artículos Relacionados

The following two tabs change content below.
Avatar
Escritora de fantasía. Relaciones públicas. Mi mundo está lleno de gatos y valkirias. Pratchett es mi guía.
Avatar

Latest posts by Carla Campos (see all)

19 Comentarios

  1. Avatar Teresa 4 febrero, 2019
  2. Avatar Teresa 4 febrero, 2019
  3. Avatar Óscar Ibora 4 febrero, 2019
    • Avatar Carla Campos 4 febrero, 2019
    • Avatar Origen 4 febrero, 2019
  4. Avatar José Luis del Río Fortich 4 febrero, 2019
  5. Avatar Mar Goizueta 4 febrero, 2019
  6. Avatar Archange 5 febrero, 2019
    • Consuelo Abellán Consuelo Abellán 13 febrero, 2019

Deja una respuesta

Responsable Datos: Arkaitz Arteaga Elorriaga
Finalidad: enviarte un correo electrónico con información
Legitimación: tu consentimiento
Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Alojared (proveedor de hosting de origencuantico.com con sede en Madrid) Ver política de Privacidad y en los servidores de Mailchimp en el caso de que te suscribas a la lista de correo (fuera de la UE). Ver política de privacidad de Mailchimp.
Derechos: podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos en viando una petición a través del Formulario de contacto de la web
Información adicional: Aviso legal y política de privacidad

Ciencia Ficción

Biopunk CiberPunk Ciencia Ficción Hard Distopía Narrativa Juvenil Poesía Space Opera SteamPunk Ucronía Weird

Narrativa Fantástica

Espada y brujería Fantasía Cotidiana Fantasía Épica Fantasía Histórica Fantasía Oscura GrimDark Narrativa juvenil Realismo Mágico Sword & Planet Weird

Terror

Gótico Horror Narrativa Juvenil Terror Fantástico Terror Realista Thriller Weird

Y más allá del Género

Narrativa Narrativa Histórica Novela Negra
Entrevistas Iniciativas Opinión Recomendaciones
Muerte por Celsius

Celsius 2019 - Desde Sanderson hasta Montero, pasando por Varela o...

Rol de mesa
Rol: 10 o 12 consejos y una guía para empezar a jugar

Simón Bellido pone su sabiduría rolera a tu servicio con esto...

Las 1001 maneras de romper los sueños de un escritor novel

Enhorabuena, escritor novel, has escrito tu primera novela. No te veías...

Novedades Ofertas Premios
Premios de la ESFS
Ganadores de los ESFS Awards 2019 – 2019 ESFS Awards winners

La European Science Fiction Society acaba de anunciar los ganadores de...

Hoy, mañana, ayer
Hoy, mañana, ayer, de Antonio Herrera Merchán: reflexión sobre la ciencia y el síndrome de Down

El objetivo del libro es «crear un debate sobre el posible...

Bienvenidos a la Academia Blackwell
Bienvenidos a la Academia Blackwell, una guía de Life is Strange

Bienvenidos a la Academia Blackwell, ya en preventa en la web...

Antología Ensayos Novelas Novelas Cortas Relatos Relatos Cortos
La canción secreta del mundo
La canción secreta del mundo: calidad y riqueza a la española

La canción secreta del mundo: una excelente novela, entretenida, ágil y...

El lingotazo
8/10
El lingotazo: algo nuevo a partir de lo de siempre

El lingotazo es un ejemplo perfecto de cómo ser original sin...

Réquiem por un vaquero espacial: el universo de Bebop Cowboy
Réquiem por un vaquero espacial: el universo de Cowboy Bebop, de Francesc Miró

Réquiem por un vaquero espacial: el universo de Bebop Cowboy. una...

Ciencia Ficción Narrativa Fantástica Terror Weird
Un astro en la frente
Un astro en la frente

Un astro en la frente es un relato de José Manuel...

El átomo pacífico

Un relato de Carla Campos sobre Chernobyl

La verdad está aquí dentro, de José María Maesa

José María Maesa continúa su historia en Origen Cuántico

Informe de disección de ¿Hogar? de Conchi Regueiro
Un cálido escalofrío.
Un cálido escalofrío: informe de disección
Sobre aprender a leer y acabar descubriendo el amor
Informe de disección: Éxodo (o como salvar a la reina) de David Luna
Muerte por Celsius
Política de Seguridad
Política de privacidad
Origen
Ideario Origen Cuántico
Equipo Cuántico
Editoriales y escritores/as
Editoriales y autores/as

Sois varias las editoriales y autores que os habéis interesado para...

Contacto
Contacto

Si quieres ponerte en contacto con Origen, rellena el formulario.  ...