Relatos cortos: “Error de bit único” de Ken Liu.

Cuentos para Algernon IV

Cuentos para Algernon IV

 

Datos del relato

 

 

 

Como la mayoría de relatos cortos sobre Ciencia-Ficción que estoy leyendo, la traducción es de de Marcheto, de Cuentos para Algernon. Podéis descargar el relato gratuitamente desde su Blog:

Error de bit único (.pdf, .doc, .epub, .fb2 y .mobi).

“Error de bit único”

Hoy no ha sido un gran día. Parece que mi pequeña está pasando por la época de las pesadillas y nos hemos pasado gran parte de la noche en el sofá, ella dormida y yo despierto. No es que me guste pasar la noche en vela y luego tener que ir a trabajar, pero ella nunca se queja cuando está bien, recuerdo mis noches de terrores infantiles y me siento contento de poder compartir los suyos.

Generalmente espero hasta que vuelva a estar profundamente dormida y la llevo a su camita, pero hoy el más mínimo movimiento hacía que se despertara y me mirara con esas ojos de “por favor, tengo miedo”. Así que he decidido ponerme a leer a nuestro admirado Ken Liu a las 3 de la mañana y a escribir esta reseña a las 3:30, con los pies de mi hija apoyados en mis piernas.

Antes de continuar con la reseña, me gustaría comentar que parece ser que es una especie de homenaje a uno de los relatos de Ted Chiang y que incluso Chiang le ha respondido posteriormente con otro cuento (comenta Marcheto que es una insinuación de @Odo y al maestro hay que hacerle caso).

La verdad es que Chiang es mi asignatura pendiente y no sé exactamente el relato al que se refieren, pero es posible que cuando lo lea (dentro de no mucho), vuelva y modifique parte de la reseña. Mis objetivos de este año son Greg Egan, Ken Liu y Ted Chiang. Ahora sí, vamos con el relato.

Cuando leí “Acerca de las costumbres de elaboración de libros en determinadas especies“, me pareció un relato que aunaba la belleza con la profundidad, la calidad de estilo con la capacidad de hacerte reflexionar. Un relato especial, brillante, precioso y sobre todo fácil de reseñar. Las ideas y conclusiones surcaban mis neuronas montadas en impulsos nerviosos. Una reseña que podría volver a escribir sin repetir una palabra.

Con este relato en cambio, me ocurre lo contrario, tal vez porque no he dormido, tal vez porque son las 3:37 de la mañana o tal vez porque es difícil de explicar lo que ha significado para mí su lectura. Así que no quiero extenderme mucho, creo que con comentar un par de citas y decir que está en el top 3 de mi lista de relatos, es más que suficiente.

Y es que “Error de bit único” es capaz de comenzar con una frase tan bella como esta:

Los nombres no eran más que signos taquigráficos para los recuerdos, y el joven Tyler todavía no entendía que en la vida cada nombre se define dos veces: la primera como una promesa de futuro, y otra vez más adelante cuando se convierte en un resumen del pasado.

Para después describir el funcionamiento de la memoria y explicar cómo distingue los recuerdos de “lo que puede ser tomado para cenar” y de algo imposible como “la imagen de un rayo de sol reflejándose en los ojos de un ángel” de la siguiente manera:

[…] se codifican de la misma manera a nivel neuronal. Para distinguir entre unos y otros se requiere lógica y razonamiento, además de un cierto grado de direccionamiento indirecto.

Lo que produce que a un informático se le alargue la esperanza de vida 1 año aproximadamente.

Por otro lado, me gustaría seguir destacando la labor de traducción de Marcheto, que sigo pensando que hace lo bello más bello y dulcifica lo mediocre. Bonita jugada la de la “almóndiga”, que aunque el corrector siga diciendo que está mal escrita, me sirve como ejemplo de lo que significa una buena traducción. Una traducción que relaciona la polémica que existe con la palabra “Irregardless”, que a veces la gente utiliza en lugar de “regardless” y que aparece en varios libros y diccionarios, con los polémicos cambios que hizo no hace mucho nuestra amada RAE. No son el mismo caso, pero si algo parecido que hace completamente entendible el párrafo en cuestión.

Por eso a veces no entiendo como alguien puede entrar en un blog de una persona que se dedica a traducir textos desinteresadamente y nos los ofrece de manera gratuita, para permitirse el lujo no ya de criticar el relato, que cada uno es libre de pensar lo que quiera, sino de faltar al respeto a esa persona. Persona que se ha tomado la molestia de dedicar su tiempo para que nosotros podamos leer el cuento. Porque decir que no se extraña de que el relato fuera rechazado en más de 30 ocasiones porque es un aburrimiento y que considera que ha perdido el tiempo, para luego marcharse sin dar más señales de vida, me parece una falta de respeto. Lamentable.

Gracias Marcheto por hacerme pasar unos de los mejores setiembres y otubres de mi vida. Es verdad que a veces he tenido que leer haciendo malabarismos mientras me secaba con la toballa al salir de la ducha y con el culamen al aire, incluso a veces comiendo una madalena. Pero probablemente me ha evitado muchas visitas al dotor de la cabeza y varias noches de sentirme como un vagamundo. Viva la RAE.

Y ahora, aquí, sentado con los pies de mi hija encima de mis piernas, leo esta frase y se me encoje el alma:

Tyler la miró y se sintió abrumado por su amor hacia ella. Se parecía muchísimo a él: racional, lúcida, impávida ante los hechos… En sus cuentos de hadas, en lugar de polvos mágicos había polvo de estrellas. No creía en Dios y Tyler se alegraba de ello. Al igual que él, sería inmune a los errores de bit único.

Y por último, Ken hace que todavía quede algo de esperanza para un programador inculto y sin criterio. Esperanza de que algún día llegue a poder escribir decentemente e incluso a crear algo bello. Porque si Ken Liu dice:

—En realidad a los programadores lo que se nos da bien no son los números, sino las palabras —señaló Tyler—. Los que son buenos con los números se dedican al hardware.

Quiere decir que todavía hay esperanza para mí.

Artículos Relacionados

Comparte el OrigenShare on Facebook8Share on Google+0Tweet about this on Twitter9Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page
The following two tabs change content below.

Origen

Administrador
Informático, friki, padre y lector compulsivo. Espero que mi camino os ayude a realizar el vuestro.

Publicaciones de Origen (Ver Todas)

Deja un comentario