Relatos cortos: “Muerte del doctor de la isla”, de Gene Wolfe

Cuentos para Algernon IV

Cuentos para Algernon IV

 

Datos del relato

 

 

 

Esta reseña no va a comenzar como todas las reseñas que hago de los relatos de la web de Marcheto. No voy a comentar casi nada sobre el autor (tenéis información de sobra por la red), pero hablamos de varios Nebula, Locus, World Fantasy Award, BSFA…. No voy a poner (de momento) el enlace al cuento. Es posible que incluso la reseña, no sea una reseña. Y es que este cuento es especial.

Especial porque es el relato que me ha permitido conocer al que muchos consideran uno de los mejores escritores de Ciencia Ficción de todos los tiempos, especial porque ha sido probablemente el relato que desde más puntos de vista distintos he podido disfrutar y especial sobre todo porque lo escribo pensando en una persona que es eso para mí, especial.

Así que la reseña va a ser algo distinto a todo lo que he escrito hasta ahora, con instrucciones de uso y con apartados para antes y después de leer el relato. Es importante que sigáis las instrucciones, ya que el apartado de después de leer el texto, contiene spoilers. Avisados quedáis.

Muerte del doctor de la isla – Primera lectura

Lo que viene a continuación, no es un comentario sobre el texto, es una recomendación, más bien una petición. Os pido que leáis el relato sin interpretaciones, desde el punto de vista del adolescente que todos llevamos dentro. Una historia, un cuento, nada más. Disfrutadlo apreciando su belleza, su estilo, su maravilloso desarrollo. Es un cuento, literatura fantástica bien escrita, unos minutos de bello descanso para vuestra mente.

Y por favor, no leáis la introducción que hace Marcheto del texto, la dejamos para luego. Hacedme caso, que da pistas y quiero buscar otro efecto. Así que girad la ruedecita del ratón hasta donde empieza el relato.

Enlace al relato

Muerte del doctor de la isla – Segunda lectura

Vale, ahora que ya lo habéis leído (no hagáis trampa, si habéis llegado hasta aquí sin leerlo, volved atrás, hacedme caso…), vamos a profundizar un poco más en el autor. Un autor que es lo suficientemente complejo de leer como para que 2 grandes del género (Neil Gaiman y Michael Swanwick) dediquen un artículo a intentar aconsejar a los lectores sobre la manera de afrontar su lectura.

Supongo que el simple hecho de que os haya recomendado leer el texto sin interpretar nada, ha puesto a vuestros cerebros en modo “interpretación”, así que es posible que algo tengáis ya en mente. Vale, pues ahora vamos a seguir las recomendaciones de Gaiman (autor que me encantó en “American Gods” y que como sabréis ha ganado varios Hugos, Nébula, Locus, World Fantasy Award…):

  • Confía en lo implícito del texto, las respuestas están ahí.
  • Vuelve a leerlo. Es mejor la segunda vez. Y será mejor aún la tercera. De todas maneras, los libros cambian sutilmente de forma mientras estás lejos de ellos. La primera vez que lo leí, la paz era como una disertación apacible del medio oeste. Sólo se convirtió en una novela de horror en la segunda o tercera lectura.
  • Hay lobos rondando detrás de las palabras. A veces salen en las páginas. A veces esperan a cerrar el libro. El olor almizclado a lobo, a veces puede ser enmascarado por el perfume aromático del romero. Entiende que estos no son lobos de hoy en día, moviéndose furtivamente en manadas a través de lugares desiertos. Son los terribles lobos de antaño, enormes y solitarios lobos que podían proteger su territorio contra los osos.
  • La lectura de Gene Wolfe es un trabajo peligroso. Es un acto de lanzar cuchillos, y como todo buen acto de lanzar cuchillos, te puede hacer perder dedos, dedos de los pies, lóbulos de las orejas o incluso los ojos en el proceso. A Gene no le importa. Gene es el que tira los cuchillos.
  • Ponte cómodo/a. Prepara té. Cuelga un cartel de “No molestar”. Empieza en la primera página.
  • Hay dos tipos de escritores inteligentes, los que quieren hacerte ver lo listos que son y los que no ven la necesidad de hacerlo. Gene Wolfe es del segundo tipo, y la inteligencia es menos importante que el cuento. No es inteligente para hacerte sentir estúpido. Él es inteligente para hacerte inteligente a ti también.
  • Él estaba allí. Él lo vio pasar. Él sabe qué reflejo vieron en el espejo esa noche.
  • Estate dispuesto/a a aprender.

Venga, lo dicho, a hacer caso a nuestro amigo Gaiman y a releer el texto. Ahora podéis leer también la introducción que hace Marcheto.

Muerte del doctor de la isla – ¿Conclusiones?

Ahora que ya habéis leído de nuevo el texto con esa mirada de “interpretador profesional”, supongo que ya habréis sacado la conclusión de que el profesor tenía razón y que la isla era mágica, ya que hizo que los protagonistas se enamorasen. A veces nos damos cuenta de que queremos a alguien, cuando pasamos un tiempo separados.

Ahora quiero convertir esa mirada de interpretador profesional en una mirada de lobo, pero de lobo de los que nos habla Neil Gaiman, de lobo que no piensa dejarse ninguna presa en el camino, así que lanzo varias preguntas al aire. Algunas tendrán respuesta, otras no, pero son las que me ha ido sugiriendo el texto:

  • Os habéis dado cuenta de lo que la anciana dice ¿verdad? Sí. Murió el día antes de hablar con ellos.
  • ¿Era profesor de literatura, de historia, o de literatura que inventaba historias?
  • La secretaria… ¿Esconde más de lo que parece?
  • ¿Cómo sabía la joven la postura en la que fue encontrado el cadáver? Tengo 17 teorías.
  • Y sobre todo ¿A dónde iba el profesor en esa barca en la que fue encontrado?

Si habéis llegado hasta aquí, estáis atrapados de por vida por Wolfe, un autor del que espero tener la oportunidad de leer muchas más historias. Confío en haber despertado el mismo sentimiento en por lo menos una persona, esa persona especial de la que hablaba. Una persona, a la que le faltan 2 meses para ser madre (de nuevo) mientras escribo la entrada, pero que le faltarán unos días cuando la publique.

Espero que te haya gustado Luisa.

Artículos Relacionados

Comparte el OrigenShare on Facebook7Share on Google+0Tweet about this on Twitter9Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page
The following two tabs change content below.

Origen

Administrador
Informático, friki, padre y lector compulsivo. Espero que mi camino os ayude a realizar el vuestro.

Publicaciones de Origen (Ver Todas)

Deja un comentario