El hombre de tiza

El hombre de tiza.

El hombre de tiza.

 

 

 

Han pasado ya unos días desde que publiqué la reseña de la primera novela de Mar Goizueta, Reina en el mundo de las pesadillas y aquí estoy de nuevo para hablaros de la primera novela de una autora, esta vez internacional. El hombre de tiza es la obra con la que se estrena C.J. Tudor, una autora muy interesante que tendremos que seguir de cerca. Con esta primera novela, además de obtener un gran éxito a nivel de ventas, ha obtenido el reconocimiento de autores de talla mundial. Que Stephen King hable de tu novela y la recomiende no es algo de lo que pueda presumir mucha gente.

Tal vez el propio King se haya visto a sí mismo en sus origines ya que, sobre todo en el planteamiento de la novela, se aprecia claramente que es su gran referente. Un pueblo pequeño donde todo el mundo se conoce, varios hechos misteriosos, ese ambiente tranquilo que se respira al principio de la novela y acaba complicándose… Nos movemos en terreno —en principio— conocido. Pero si algo ha conseguido la autora con esta novela, es despegarse de esos claros referentes y conseguir, por lo menos durante un buen tramo de la historia, mostrar su propio estilo. Un estilo más potente y macabro que el de King, aunque con algunos detalles que no me han terminado de gustar.

C.J. Tudor

C.J. Tudor

Echando la vista atrás, todo comenzó el día del terrible accidente durante la feria, cuando Eddie, de doce años, conoció al Hombre de Tiza.

Fue el Hombre de Tiza quien le dio la idea de los dibujos: una manera de dejar mensajes secretos entre el grupo de amigos.

Fue divertido hasta que los dibujos condujeron al cuerpo sin vida de una niña.

Sucedió hace treinta años y Ed pensaba que todo había quedado olvidado.

Sin embargo, recibe una carta que contiene solo dos cosas: una tiza y el dibujo de un muñeco.

La historia se repite y Ed se da cuenta de que el juego en realidad nunca terminó…

Todos tenemos secretos.
Todos somos culpables de algo.
Y los niños no son siempre tan inocentes.

El hombre de tiza es una novela que se mueve en la línea entre el misterio y el terror y, que aunque empieza con ritmo pausado, poco a poco va subiendo hasta convertirse en un thriller que debido a las particularidades de su estructura —que más tarde comentaré— mantiene siempre la atención del lector y sobre todo, sus ganas de continuar hacia adelante. Dos lineas temporales, una en 1986 y otra en la actualidad, se van entrelazando descubriendo pistas en una de ellas que resuelven cuestiones de la otra.

Todo comienza en un ambiente de película de adolescentes de “cabaña y bicicleta” que se ve truncado por un macabro accidente que rompe ese ritmo sosegado con el que la autora da inicio a su novela y que, además, parece ser el detonante de una serie de hechos misteriosos que empiezan a ocurrir en el tranquilo pueblecito que hasta entonces se nos había presentado. A partir de ese momento comienzan a aparecer personajes y situaciones que hacen que lo que hasta entonces era un juego con el que la pandilla se dejaba mensajes ocultos escritos con tiza, empiece a dejar de serlo para convertirse en algo mucho más complejo. Hay una escena en concreto que para mí lo cambia todo y te hace olvidarte de King y empezar a pensar en Tudor. La autora se olvida de crímenes y accidentes y nos presenta una situación extremadamente violenta en primera persona. Pocas veces he visto describir el miedo, la humillación e incluso la repulsión de una manera tan cruda.

Ahí es donde empieza el verdadero juego. Un juego en el que no sabes quién es quién y en el que entre mensajes de tiza y hechos misteriosos y macabros —que no comentaré para no destripar— la novela se va separando de los referentes mencionados anteriormente y se oscurece consiguiendo otro ambiente completamente distinto. Y ahora sí, la autora despliega todas sus armas y la historia pasa por su tramo más brillante: el final de cada relato en cada una de las líneas temporales te deja con ganas de seguir en esa misma línea, salta a la siguiente y consigue el efecto contrario. Así, va intercalando distintos focos de interés y presentando pequeñas soluciones de una de las líneas temporales en la otra. Además, la sencillez para seguir la trama convierte a la novela en una lectura ligera y ágil que consigue uno de los objetivos de la autora: entretener.

Maravillosa edición de Plaza & Janes de El hombre de tiza.

Maravillosa edición de Plaza & Janés de El hombre de tiza.

Es entonces cuando las cosas se complican entre los miembros de la pandilla y las consecuencias se empiezan a ver en la línea temporal actual. Toda esa paz, ambiente de compañerismo, amistad e inocencia, se van difuminando y todo cae como un castillo de naipes. Con todo esto roto, parece que los misterios se van resolviendo pero —y aquí llega la única parte negativa de la novela— en todo momento se intuye que el desenlace va a ser otro.

Tengo que reconocer que la novela me ha gustado, está muy bien escrita, es entretenida y tiene varios aspectos muy positivos, pero considero que la voz del narrador en primera persona —algo que en principio parece muy atractivo— le ha jugado una mala pasada a la autora provocando que se pase gran parte del tercio final de la historia preparando al lector para “la trampa” que nos tiene preparada. Esa “trampa” no me hubiera molestado, en absoluto, si ella misma no hubiera tenido miedo de introducirla y si hubiera servido para dar un giro a la trama. Pero al final no queda más que en una anécdota que en absoluto reduce la predictibilidad del final y que la lleva casi a disculparse por engañar al lector (incluso mete una última página que suena más a “última disculpa” que a final dramático).

Conclusión: Una novela entretenida, fácil de leer, con varios aspectos muy positivos y alguno no tan brillante. Para mí, una trama de misterio en la que intuyes lo que va a pasar y encima con un narrador que se pasa gran parte de la historia preparando un engaño que no es más que una anécdota… pierde mucho interés.

Una historia recomendable para los amantes del thriller ligero y, sobre todo, una autora a tener muy en cuenta. Esperemos que vaya puliendo esos pequeños errores que pueden molestar a cierto tipo de lector.

Comparte la entrada:

FacebookTwitterGoogleEmail this pagePrint this page


Artículos Relacionados

Valoración
  • 7/10
    Valoración - 7/10
7/10
The following two tabs change content below.

Origen

Administrador
Informático, friki, padre y lector compulsivo. Espero que mi camino os ayude a realizar el vuestro.

Deja una respuesta

Responsable Datos: Arkaitz Arteaga Elorriaga
Finalidad: enviarte un correo electrónico con información
Legitimación: tu consentimiento
Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Alojared (proveedor de hosting de origencuantico.com con sede en Madrid) Ver política de Privacidad y en los servidores de Mailchimp en el caso de que te suscribas a la lista de correo (fuera de la UE). Ver política de privacidad de Mailchimp.
Derechos: podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos en viando una petición a través del Formulario de contacto de la web
Información adicional: Aviso legal y política de privacidad

Ciencia Ficción

Biopunk CiberPunk Ciencia Ficción Hard Distopía Narrativa Juvenil Poesía Space Opera SteamPunk Ucronía Weird

Narrativa Fantástica

Espada y brujería Fantasía Cotidiana Fantasía Épica Fantasía Histórica Fantasía Oscura GrimDark Narrativa juvenil Sword & Planet Weird

Terror

Gótico Horror Narrativa Juvenil Terror Fantástico Terror Realista Thriller Weird

Y más allá del Género

Narrativa Narrativa Histórica Novela Negra
Entrevistas Iniciativas Opinión Recomendaciones
Portada de Alucinadas IV
Visibilización de escritoras y antologías: ¿hora de evolucionar?

¿El objetivo de visibilización no estará ya conseguido, o a punto...

¿Será por eso que para sentirnos cómodos se representa a las IA's con forma de hombre y de mujer? No vaya a ser que veamos a dos androides o dos ginoides bailando juntos.
36 de Nieves Delgado o El hombre ya no es lo que era

Así, en un diálogo más o menos explícito con El hombre...

“Dibujar es lo único (casi) que me motiva para levantarme cada mañana”. Entrevista a Cecilia G.F.

A la invisibilidad de la que hablaba anteriormente debemos sumar otra:...

Ofertas Premios
Newsletter de Origen Cuántico
Newsletter de OrigenCuántico

Le daremos especial peso a lo primero: novedades sobre lanzamientos, concursos...

Un UPC más un Domingo Santos (y dos posibles Ignotus) por el precio de uno

Pero atención, solo se llevan regalo los 30 primeros pedidos a...

El género del género
Presentación de la sección El género del género, de Nieves Delgado

Como sabéis, el género fantástico (este es el segundo «género» del...

Antología Ensayos Novelas Novelas Cortas Relatos Relatos Cortos
El agente de las estrellas
8/10
El agente de las estrellas. De pedir cafés en un blog a publicar con Tor Books

Te lees un libro de Scalzi, y quieres leer más. A...

Portada de Alucinadas IV
Visibilización de escritoras y antologías: ¿hora de evolucionar?

¿El objetivo de visibilización no estará ya conseguido, o a punto...

Binti
Binti

La novela entera está guiada por las reflexiones de Binti y...

Ciencia Ficción Narrativa Fantástica Terror Weird
“El nacimiento de un hombre de mar”, de Mar Goizueta

Hay historias que requieren ser contadas de una forma breve para...

Bienvenidos viajeros del tiempo

El profesor Stephen Hawking tiene el placer de invitarle a una...

Maslowski Stanislaw (Claro
“Los Románticos” por: Teresa P. Mira de Echeverría

Hoy en OrigenCuántico tenemos el honor de contar con una de...

La mirada extraña: informe de disección
Diseccionadores de Novelas.
Diseccionadores de Novelas: Repaso, experiencias y datos del grupo
Política de Seguridad
Política de privacidad
Origen
Ideario Origen Cuántico
Equipo Cuántico
Política de Cookies
Política de cookies