Benjamín Ruiz gómez reseña “Los ojos de la muerte” de Eba Martín Muñoz

Los ojos de la muerte

Los ojos de la muerte

 

 

 

 

Hoy en OrigenCuántico, tenemos la suerte de que Benjamín Ruiz Gómez se una a la iniciativa #ReseñaNovelasDeAutoras analizando una novela que ya reseñó en su día en su página de reseñas de Facebook. Muchas gracias y un placer poder publicar en mi blog este estupendo comentario que seguro que ayuda a visibilizar obras escritas por mujeres y nominables para los Ignotus 2018.

Sinopsis:

Cuando la joven Natalia abandona el orfanato para reunirse con un padre totalmente desconocido, no se podía imaginar que la verdadera pesadilla estaba a punto de comenzar para ella. A través de los diarios de su madre muerta, descubrirá una realidad que llevaba oculta largo tiempo. Los fantasmas despiertan y una oscura amenaza se cierne sobre ella hasta que abandona el hogar.

Años después, la pesadilla volverá a comenzar. Sólo que, quizá, esta vez no haya escapatoria…

  1. La Muerte ha regresado.
  2. Tiene hambre.
  3. Te está buscando.
  4. No la mires a los ojos.
  5. Si tu ventana aparece abierta, ¡huye!
Apuntes de la autora sobre la obra:
Eba Martín Muñoz

Eba Martín Muñoz

Es una novela muy especial para mí. Por un lado, está basada en un relato con el que gané un concurso nacional a los catorce años; por otro, está dedicada a mi perrita, que falleció un mes antes de que saliera a la venta y en el libro encontraréis mi homenaje a ella. 

Además, es original tanto en la forma como en el contenido. Se trata de un psicothriller intimista narrado a varias voces, que juega con el terror psicológico, la locura a través de una historia familiar que se convierte en un canto al amor y a la maternidad. Pasarás miedo, sí, pero también angustia, ternura, risa y emoción. 

Reseña de Benjamín Ruiz Gómez

Hay libros que entretienen y poco más. Hay otros que enseñan más de lo que entretienen y son aburridos. Y hay libros que se leen con el corazón sin pasar por el cerebro: éste es de esos últimos. Es una historia que traspasa el género, porque es más, mucho más que una historia de terror (que lo es, y extraordinaria). Es una historia sobre la pérdida de la infancia, sobre los miedos que nos atenazan, sobre la maternidad y el amor incondicional que conlleva, sobre la orfandad y la soledad, y sobre la locura que todo lo enfanga. Todos los ingredientes que hacen grande un libro (amor, muerte y locura), están presentes aquí, entremezclados como en una tela de araña, haciendo que a veces las líneas que perfilan la realidad se muevan y el lector sienta esa desazón profunda de saber que camina entre arenas movedizas.

El lirismo que desprende la obra, merece una mención aparte y creo que es ilustrativo con algún ejemplo:

    • Nostalgia (“… con el sabor de sus labios de café aún en mi boca y las cosquillas de mi piel haciéndose hiel”).
    • Ansia de libertad (“…huele a tortitas con nata y caramelo, y a besos de sol en los párpados. ¡A eso huele!”).
    • Enamoramiento (“…mi hombre de los ojos turquesa! ¿No ves que te amo? ¿Qué siempre ha sido así desde que era una cría y me llenaste de luz para que nunca me apagara? ¿No ves que mi luz es la tuya? ¿Me vas a dejar a oscuras?”).
      (A mí me dicen que esta última frase es de “Ana Karenina” o “Lolita” y me lo creo tranquilamente).
    • Amor fraternal (“Sólo sus lágrimas y corazones, latiendo al unísono, conversaban intercambiándose secretos y confesándose lo que se habían extrañado”). (¡Sin comentarios!)
    • Dolor (“…atragantada con un trozo de pena que se le había quedado en la boca” “…recuperando una vieja sonrisa a medio usar”).

Creo sinceramente, que la belleza, versatilidad, y lirismo que esta autora posee en su pluma, no tiene parangón, hoy por hoy, en el mundillo de los autores Indies. Es capaz de hacer que nos emocionemos al describir un beso o un pensamiento. Es capaz de aterrorizar al lector más veterano con alguna escena que parece estar situada “más allá del tiempo” y le haga replantearse sus propios terrores. Es capaz de perfilar unos personajes que parecen dibujados por un pintor hiperrealista (algo que siempre fue punto fuerte en su escritura). Y es capaz, por supuesto, de hacer que sigamos leyendo sin parar, porque sus novelas siempre tienen el ritmo preciso para ello. El libro tiene frases que iluminan un capítulo por sí mismas y eso es motivo de asombro para el lector, que ve la magia en el párrafo que menos espera. Además, la estructura es muy original, con distintos narradores que aportan perspectivas distintas a la historia y la enriquecen.

El texto está salpicado de denuncias sociales y horrores mundanos, de los que a la sociedad le cuesta zafarse. Y eso nos afianza en la idea de que el escritor es un cronista de su tiempo, un notario que deja escrito aquello que ve y le indigna profundamente. Eba disfraza la maldad en un texto de ficción, pero la maldad está ahí, mirándonos a todos de frente.

No quiero aburrir, así que resumo: Lírica. Avasalladora. Terrorífica. Plena de sentimientos. Adictiva. Evocativa. Brutal. BRUTAL. Así es esta historia. No creo que sea justo comparar esta novela con la saga Seres Malditos. Creo que es como comparar La Torre Oscura con Salem’s Lot. Y sin embargo…igual que esos libros parecen estar emparentados, de la misma manera parecen compartir el mismo universo literario Los ojos de la muerte, con la saga Seres Malditos. Porque ahí se encuentran todas las virtudes que caracterizan a Eba Martín: una prosa pulida hasta hacerla brillar con un fulgor especial, unos personajes reales y adorables (hasta los malos), una trama bien armada y muy original y un sentido del ritmo veloz que lleva al lector a querer seguir leyendo sin parar. Sólo puedo felicitar a Eba por compartir con el mundo sus letras y trabajar sin desfallecer para que sus lectores podemos disfrutar de sus historias. En un mundo lleno de escritores perezosos y autocomplacientes, eso es oro puro.

Y ya paro. Y valoro esta novela con un 10.

Comparte la entrada:

FacebookTwitterGoogleEmail this pagePrint this page


Artículos Relacionados

The following two tabs change content below.

Origen

Administrador
Informático, friki, padre y lector compulsivo. Espero que mi camino os ayude a realizar el vuestro.

4 Commentarios

  1. Benjamín Ruiz gómez 13 marzo, 2018
  2. Adonita 13 marzo, 2018

Añade un Comentario

Conectate con



Responsable Datos: Arkaitz Arteaga Elorriaga
Finalidad: enviarte un correo electrónico con información
Legitimación: tu consentimiento
Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Alojared (proveedor de hosting de origencuantico.com con sede en Madrid) Ver política de Privacidad y en los servidores de Mailchimp en el caso de que te suscribas a la lista de correo (fuera de la UE). Ver política de privacidad de Mailchimp.
Derechos: podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos en viando una petición a través del Formulario de contacto de la web
Información adicional: Aviso legal y política de privacidad