El bosque de Sleipnir

El bosque de Sleipnir

El bosque de Sleipnir

 

  • Título: El bosque de Sleipnir
  • Autora: Govadonga González-Pola
  • Editorial: Triskel
  • Formato: rústica con solapas
  • Nº de páginas: 141
  • Imagen de cubierta: Eicinic
  • Fecha de publicación: octubre 2019
  • Fecha de lectura: octubre 2019
  • Enlace de compra: Lektu

 

 

El bosque de Sleipnir es una novela corta pero muy intensa. Es de esas que se leen en un suspiro, pero dejan poso. En vez de transcribir la sinopsis, que podéis encontrar pinchando en el enlace de la editorial, más arriba, prefiero explicar lo que encontré en las primeras páginas y me hizo seguir leyendo con avaricia.

La novela nos cuenta la historia de una familia compuesta por un matrimonio –Yuri e Inga– y sus dos hijas, Olya y Annie. Desde el primer momento percibimos que no todo está bien en esta familia ni en el mundo que habitan. Conocemos a los cuatro protagonistas en plena huida, no sabemos de qué ni por qué motivo, aunque parece que Yuri carga con cierta culpa: Inga destila furia mal reprimida y resentimiento hacia su esposo. Cruzan una alambrada que no sabemos qué es lo que trata de aislar, a pesar del ominoso cartel que la acompaña, en medio de un paisaje nevado, y comienza la historia.

La familia acaba de adentrarse en un entorno desconcertante, extraño y amenazador, plagado de peligros que, más que percibirse, se intuyen. En ciertos momentos de estos primeros pasajes podríamos creer que vamos a leer una historia de fantasía, con animales extraños y bosques misteriosos, llena de referencias a leyendas populares. Pero no es el caso, nada más lejos de la realidad –bueno, lo de las referencias sí es cierto, hay bastantes–.

Sleipnir, el caballo de Odín

Sleipnir, el caballo de Odín

 

Al llegar a este punto, estaba totalmente enganchada a la historia. Tenía que saber qué pasa en ese bosque y en sus alrededores, de dónde han salido esas criaturas imposibles que nos describen, por qué Inga está tan enfadada con su marido, de qué están huyendo y por qué.

Algunas de estas incógnitas se despejan en unas pocas páginas más –de hecho, es fácil intuir de dónde salen las criaturas descritas, a poco que una haya visto algún capítulo de Los Simpson– pero para averiguar el motivo por el que la familia huye y la causa de discordia en el matrimonio, tendremos que esperar prácticamente hasta el final.

El bosque de Sleipnir no cuenta una historia amable. Transcurre en un mundo desapacible y hostil, con tintes distópicos que provienen de un régimen dictatorial y opresor. A pesar de ser víctimas de ese gobierno represor, los personajes tampoco se ganan especialmente las simpatías del lector, salvo contadas excepciones. González-Pola prefiere mostrarnos una versión realista de las personas, por cruda que resulte.

En este sentido, podría decirse que El bosque de Sleipnir narra una historia cruel, y sería cierto. Tan cruel y despiadada como la realidad misma. Y, sin embargo, a lo largo de todo el libro hay una nota de color y de esperanza, encarnada en Annie, la hija de once años, que observa la realidad que la rodea –la misma realidad que acompaña al resto de personajes– con unos ojos diferentes, llenos de ilusión e inocencia, sin prejuicios ni ideas preconcebidas. Salvando las distancias, la figura de Annie me recordó a la niña del abrigo rojo de La lista de Schindler, por la forma en que contrasta con el resto de personajes y con su entorno.

Por otro lado, El bosque de Sleipnir transmite también un mensaje ecologista, al poner ante los ojos del lector las terribles consecuencias de los disparates medioambientales cometidos por el ser humano y, en concreto, las de uno que todos conocemos sobradamente.

 

auotra de El bosque de Sleipnir

Covadonga González-Pola

En cuanto a los aspectos formales de la novela, la historia está contada de una forma muy visual, muy basada en imágenes y diálogos entre los personajes, más que en reflexiones o pensamientos profundos de los mismos. No podía ser de otra manera, dado el original narrador –o narradores– elegido.

Esta voz narradora dota a la novela de un encanto especial. En principio, dada su condición no humana, podría esperarse que nos contase la historia con un cierto alejamiento, desde una distancia emocional considerable. Y, sin embargo, a mi no me resultó una voz extraña o ajena. Incluso diría que en ciertos momentos la autora la humaniza bastante. En cualquier caso, creo que el efecto buscado es el de la objetividad, y ese está muy bien logrado.

Pero –y este es el único pero que le puedo encontrar a la novela, y es totalmente subjetivo– no sé si precisamente debido a esa voz narradora objetiva que cuenta únicamente lo que ve y oye, o más bien a mi propia incapacidad –casi seguro se debe a esto último–, no he logrado encontrarle lógica a la relación entre Annie y Alyona. De hecho, este último personaje es para mi una gran incógnita.

Me explico. Ambas protagonizan uno de los momentos más angustiosos y terroríficos de El bosque de Sleipnir –en el que Alyona me recordó a Damien, el de la maldición– para sufrir de repente un cambio radical en su relación. Me pareció tan improbable que me pasé buena parte del último tercio de la novela esperando leer alguna otra barrabasada.

El caso es que esa nueva relación que aparece entre las niñas no es meramente anecdótica, sino que forma parte de uno de los mensajes profundos del libro. Pero ya digo que seguramente sea un problema mío. A veces crucificas a un personaje y ya no hay nada que pueda hacer para redimirse –sobre todo si en tu mente se ha producido un click que te ha hecho asociarlo con el mal personificado–.

En definitivas cuentas, El bosque de Sleipnir es una buena novela que narra la historia de una familia rota en un mundo roto. Podría calificarse de distopía ecologista que transmite un mensaje de advertencia pero también de esperanza y consigue un efecto muy especial con sus narradoras no humanas.

Para leer otros artículos sobre publicaciones de Triskel Ediciones, pincha aquí.

Comparte la entrada:


Artículos Relacionados

Valoración
  • 7.5/10
    Valoración - 7.5/10
7.5/10
The following two tabs change content below.
Consuelo Abellán

Consuelo Abellán

Lectora compulsiva desde la más tierna infancia. Economista de profesión, investigadora ocasional y docente de vocación. Contacto en: consuelo@origencuantico.com
Consuelo Abellán

Latest posts by Consuelo Abellán (see all)

Deja una respuesta

Responsable Datos: Arkaitz Arteaga Elorriaga
Finalidad: enviarte un correo electrónico con información
Legitimación: tu consentimiento
Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Alojared (proveedor de hosting de origencuantico.com con sede en Madrid) Ver política de Privacidad y en los servidores de Mailchimp en el caso de que te suscribas a la lista de correo (fuera de la UE). Ver política de privacidad de Mailchimp.
Derechos: podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos en viando una petición a través del Formulario de contacto de la web
Información adicional: Aviso legal y política de privacidad

Ciencia Ficción

Biopunk CiberPunk Ciencia Ficción Hard Distopía Narrativa Juvenil Poesía Space Opera SteamPunk Ucronía Weird

Narrativa Fantástica

Espada y brujería Fantasía Cotidiana Fantasía Épica Fantasía Histórica Fantasía Oscura GrimDark Narrativa juvenil Realismo Mágico Sword & Planet Weird

Terror

Gótico Horror Narrativa Juvenil Terror Fantástico Terror Realista Thriller Weird

Y más allá del Género

Narrativa Narrativa Histórica Novela Negra
Entrevistas Iniciativas Opinión Recomendaciones
Premios Guillermo de Baskerville 2019
Novedades en la VI edición de los Premios Guillermo de Baskerville

Os contamos las novedades de la nueva edición de los Premios...

Feliz Día de las Escritoras
Día de las escritoras en Origen Cuántico

Microrrelatos de género para celebrar el Día de las Escritoras

Escritores en vías de extinción
El escritor Displicente y el escritor Gañán

El escritor Displicente y escritor el Gañán: escritores en vías de...

Novedades Ofertas Premios
Premios Amaltea 2019
Finalistas de los Premios Amaltea 2019

Los finalistas de los Premios Amaltea, con información adicional

Proyecto Marte y Moriremos por fuego amigo
Proyecto Marte y Moriremos por fuego amigo, en noviembre

Cazador de ratas publica en noviembre Proyecto Marte, de LJ Salart...

Ya está a la venta Páginas desde el averno (pesadillas olvidadas de los 70, 80 y 90), de Víctor Castillo

Páginas desde el averno es un libro sobre escritores de terror...

Antología Cómic Ensayos Narrativa Ilustrada Novelas Novelas Cortas Relatos Relatos Cortos
Libros de Blanca Mart
Queremos que Blanca Mart vuelva a la palestra

Siempre es un buen momento para leer algo de Blanca Mart...

La guerra de dios (Bel dame apócrifa 1)
7.5/10
Kameron Hurley no es para todo el mundo, pero todo el mundo debería leer a Kameron Hurley

Kameron Hurley desafía al lector con sus originales y nada explicativas...

Premio Ripley
7.5/10
Mi última reseña: el III Premio Ripley

Estás envuelta en oscuridad. Ante ti se extiende el pasillo que...

Ciencia Ficción Narrativa Fantástica Terror Weird
El destino del héroe
El destino del héroe

El destino del héroe es un relato de José Manuel Doppler,...

Odilon Redon para El aullador
El aullador, de Ted E. Grau

El aullador es un relato weird con tintes de horror cósmico,...

Feliz Día de las Escritoras
Día de las escritoras en Origen Cuántico

Microrrelatos de género para celebrar el Día de las Escritoras

Rebelión 20.06.19 Informe disección
Rebelión 20.06.19: informe de disección
Informe de disección de ¿Hogar? de Conchi Regueiro
Un cálido escalofrío.
Un cálido escalofrío: informe de disección
Sobre aprender a leer y acabar descubriendo el amor
Política de Seguridad
Política de privacidad
Origen
Ideario Origen Cuántico
Equipo Cuántico
Política de Cookies
Política de cookies
Editoriales y escritores/as
Editoriales y autores/as

Sois varias las editoriales y autores que os habéis interesado para...

Contacto
Contacto

Cerrada la recepción de nuevos contenidos     Comparte la entrada:...