‘La costa de Alabastro’ te arrastra hasta el límite del acantilado

La costa de Alabastro

 

Datos de la novela

 

 

La Côte d’Albâtre es un recorrido de alrededor de 130 kilométros que encontramos en Normandía. Escarpado, lleno de acantilados e impresionante. La última novela de Victoria Álvarez, que podemos conseguir desde este 13 de septiembre, transcurre en semejante lugar. La costa de Alabastro es una historia de miedo en donde la localización juega un gran papel y se convierte en uno de los personajes relevantes. De hecho hacer del emplazamiento uno de los protagonistas de lo que se lee es una de las virtudes de la pluma de Victoria Álvarez. Su forma de escribir, su cambio de estilo según sea lo que quiere transmitir, a quién va dirigido o el momento en el que sucede la narración hace que cada una de sus obras sea completamente distinta a las demás.

Victoria Álvarez

Victoria Álvarez

La señorita Baudin es una sanitaria que ha optado por acompañar a los enfermos terminales en sus últimos días. Por este motivo se muda a Monjoie, un caserón que hace años fue imponente y maravilloso, pero que el clima, el paso del tiempo y los bombardeos de la segunda guerra mundial hicieron de él una ruina apenas mantenida en pie. En ella vive el señor Clairmont y su hija Sophie, que está en los meses finales de una dolencia respiratoria. Y en ella pasan los años posteriores al fallecimiento de su mujer, dueña original de la finca y que murió en los bombardeos de Londres.

La costa de Alabastro no es precisamente una historia alegre. Tras su sinopsis es evidente que hay un hilo que tiende a la tragedia, pero no es en él donde se recrea. La situación de Sophie es muy dura. Es una niña que juega entre muñecas, los cuentos de terror que inventaba su padre, escritor de profesión, y su propia historia mortecina. Pero con todo no es lo que provoca mayor incomodidad. El gran miedo de esta novela corta es Monjoie y el clima. El frío te persigue durante sus 150 páginas. Una sensación constante de estar destemplado y de oír corrientes cruzando las ventanas. Hablamos de un lugar recóndito en la década de los años 40 que espera la llegada del invierno. La lluvia y el viento se cuelan como si se tratara de El hombre tranquilo, sólo que sin un beso que romantice la situación.

Victoria Álvarez consigue darle un tono y un carácter que recuerda a varias escenas del cine clásico. Es ese introducir el pánico desde los matices y los detalles que hace que no necesites que te diga que las escaleras crujen para que puedas saberlo. Se dibujan en la cabeza los pasillos, las manchas de humedad y la madera mal envejecida.

Nuestro ejemplar de Costa de Alabastro

Además de lo dicho, otra de las cosas que hacen de esta novela algo interesante tiene que ver con el momento en que está situada. Transcurre tras la ocupación nazi de los territorios normandos. Tiene la extraña virtud de reflejar la huella del nazismo sin necesidad de usar a ningún personaje evidente, todo lo que vemos tiene que ver más bien con la sal que dejaron tras su paso. La desconfianza entre vecinos y esa ruptura que es más profunda que el efecto de la pólvora. Monjoie está aislado porque su posición en el territorio es la que es, pero también porque la comunidad ha expulsado a ese lugar de su imaginario, recuperándolo sólo para pensar en desgracias y momentos dramáticos.

Lo que tenemos ante nosotros es una pieza muy sencilla, casi representable en un teatro, de pocos protagonistas y componentes y que no pretende inspirar el miedo con la simpleza del susto sino con una narrativa mucho más sutil e inteligente. Una historia que merece confianza y dejarse llevar por donde ella quiere y ver a dónde conduce, pero sobre todo cómo llegas hasta allí.

La costa de Alabastro no es un relato para llorar, sino para temer. Atemoriza su prosa y atemoriza lo que cuenta, regalando un cuento donde todas las piezas tienen su lógica y el lugar te abraza hasta fagocitarte.

Comparte la entrada:


Artículos Relacionados

Valoración
The following two tabs change content below.

Maritxu

Escribo sobre series en Fuera de series y leo, al menos, lo que me deja el tiempo. De Barcelona. Contacto en: maritxu@origencuantico.com Perfil de Goodreads https://www.goodreads.com/user/show/5672524-maritxu-olazabal

Deja una respuesta

Responsable Datos: Arkaitz Arteaga Elorriaga
Finalidad: enviarte un correo electrónico con información
Legitimación: tu consentimiento
Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Alojared (proveedor de hosting de origencuantico.com con sede en Madrid) Ver política de Privacidad y en los servidores de Mailchimp en el caso de que te suscribas a la lista de correo (fuera de la UE). Ver política de privacidad de Mailchimp.
Derechos: podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos en viando una petición a través del Formulario de contacto de la web
Información adicional: Aviso legal y política de privacidad

Ciencia Ficción

Biopunk CiberPunk Ciencia Ficción Hard Distopía Narrativa Juvenil Poesía Space Opera SteamPunk Ucronía Weird

Narrativa Fantástica

Espada y brujería Fantasía Cotidiana Fantasía Épica Fantasía Histórica Fantasía Oscura GrimDark Narrativa juvenil Realismo Mágico Sword & Planet Weird

Terror

Gótico Horror Narrativa Juvenil Terror Fantástico Terror Realista Thriller Weird

Y más allá del Género

Narrativa Narrativa Histórica Novela Negra
Entrevistas Iniciativas Opinión Recomendaciones
Entrevista a Aranzazu Serano: “Transmitir naturalidad es algo muy importante para mí, y me consta que eso ha ayudado a más de un lector a cambiar su forma de pensar y ampliar sus miras, lo cual me satisface muchísimo.”

En Neimhaim puedes encontrar todo lo que soy, lo que pienso...

Entrevista a Concepción Perea: «Escribir es un desahogo. Para mí no es un trabajo, es una necesidad»

Escribir es un desahogo, porque puedo desconectar de todo e irme...

Edición especial de Un cálido escalofrío.
Entrevista a Lluís Salart: «Un cálido escalofrío es un proyecto tremendamente íntimo»

«Un cálido escalofrío» es un proyecto tremendamente íntimo, donde cuento demasiadas...

Novedades Ofertas Premios
Y los ganadores de los Premios Amaltea son…

El martes 8 de enero se anunciaban los ganadores de los...

En enero Dilatando Mentes nos trae Durmientes, de Juan A. Oliva Ostos

El próximo lunes, 14 de enero, Dilatando Mentes publica la primera...

Novedad de Dilatando Mentes: Magia del caos (para escépticos)

Un ensayo sobre la magia más transgresora escrito por un cineasta...

Antología Ensayos Novelas Novelas Cortas Relatos Relatos Cortos
Los tiempos del odio
7/10
Los tiempos del odio: la ciencia ficción como escenario

En la tercera entrega de la serie Bruna Husky, Rosa Montero...

9/10
Herederos del tiempo: dos historias, un final

Herederos del tiempo es un libro de ciencia ficción al estilo...

8.8/10
El azor y los cuervos: tómese con moderación, es adictivo

Cuando te enganchas a una serie de televisión y te tragarías...

Ciencia Ficción Narrativa Fantástica Terror Weird
El último viaje
“El último viaje”, de Mar Goizueta

Sin más, poneos las cálidas capas sobre los hombros, aseguradlas con...

“El nacimiento de un hombre de mar”, de Mar Goizueta

Hay historias que requieren ser contadas de una forma breve para...

Bienvenidos viajeros del tiempo

El profesor Stephen Hawking tiene el placer de invitarle a una...

Informe de disección: Éxodo (o como salvar a la reina) de David Luna
Tres ojos de bruja: informe de disección
¿Y en verano, qué? Disecciones express
La mirada extraña: informe de disección
Política de Seguridad
Política de privacidad
Origen
Ideario Origen Cuántico
Equipo Cuántico
Política de Cookies
Política de cookies
Editoriales y escritores/as
Editoriales y autores/as

Sois varias las editoriales y autores que os habéis interesado para...

Contacto
Contacto

Si quieres ponerte en contacto con Origen, rellena el formulario.  ...