Todas somos Sombra: breve análisis teológico-combativo de la última novela corta de Alicia Pérez Gil

Sombra

Sombra

Datos del libro:

  • Título: Sombra (Post Scriptum 03)
  • Autor: Alicia Pérez Gil
  • Editorial: Cerbero
  • Formato: Bolsilibro
  • Idioma: Castellano
  • Número de páginas: 260
  • Fecha de publicación: noviembre 2018
  • Fecha de lectura: noviembre 2018
  • Enlace de compra: Lektu

 

 

Mientras leo Sombra, la nueva novela corta de Alicia Pérez Gil publicada en Cerbero, no puedo dejar de pensar en La última tentación de Cristo de Martin Scorsesse. Recuerdo que, antes de que se estrenase la película, y cuando yo vivía en Sevilla, grupos de católicos conservadores se manifestaban delante de los cines en contra de su proyección, sin ni siquiera haberla visto, todo hay que decirlo. Declaraban, muy afectados, que la película rozaba la blasfemia. Me pregunto si alguno llegó a verla, aunque sospecho que no. Cualquier cosa que cuestione los cimientos de nuestros valores religiosos, de nuestra teología de andar por casa, nos parece irrespetuosa. ¿Cómo se atreve nadie cuestionar, a proponer alternativas, a explorar otras lecturas alejadas de la oficial? Sin embargo, no vi a esos grupos de católicos manifestarse cuando se estrenó La pasión, dirigida por Mel Gibson, una película que mostraba de manera cruda la tortura a la que se supone que fue sometido Jesús. Pero la tortura no solo es encomiable sino hasta excelsa cuando se viste de martirio, o sea, cuando los ropajes que la cubren son los religiosos. En cualquier otro caso solo se vería como lo que es objetivamente: dolor infligido hacia alguien que no se puede defender por encontrarse en inferioridad de condiciones, algo asqueroso y despreciable que nunca, bajo ningún concepto, debería celebrarse.

La última tentación de Cristo

La última tentación de Cristo

Pero Sombra no es una obra de especulación religiosa sino una historia alterativa que yo encuadraría en el Divinepunk. Este término lo acuñé hace unos años al reseñar La costilla de Dios de Miguel Santander, que ya escribía sobre las maniobras ideológicas que sustentan la creación de un mito, de cualquier mito, religioso. Hablaba yo entonces de un género de ficción que explorase el hecho religioso desde el punto de vista de la especulación, con elementos de fantasía, terror y ciencia ficción, y sin caer en el proselitismo. Creo que Sombra contiene ingredientes que la podrían hacer integrarse en esta categoría, una categoría inventada por mi parte, todo hay que decirlo, y que es tan efectiva o inútil como cualquier otra.

En la religión no se cotizan las ideas en sí tanto como la manera de defenderlas porque, seamos francos, cualquier persona puede creer en lo que le dé la gana. Si se hace con la convicción suficiente, se arma con un aparato de valores más o menos universales y se construye sobre leyendas increíbles, puede ofrecer una fruta lo suficientemente apetecible como para saciar al hambriento y, lo que es más codiciado, a hordas de ellos. Porque, lo más importante de todo, es que tenga seguidores. El combustible de una religión, cualquiera, no son las ideas sino las personas que la siguen y, cuantas más, mejor.

La costilla de Dios y el DivinePunk

La costilla de Dios y el DivinePunk

También pensaba yo, leyendo Sombra, en El evangelio según Jesuscristo, de José Saramago, que es otra historia alternativa, aquella en la que el dios cristiano (no voy a escribir dios con mayúscula, no lo busquéis) se empeña en hacer de Jesús un símbolo de un culto que pretende actualizar la religión judía y, para ello, lo dota de poderes muy a su pesar. Mucho más humano es ese Jesús cuya relación con su padre es difícil. A José le consume la culpa por no haber avisado de las intenciones de Herodes y permitir que los recién nacidos varones de sus vecinos, amigos y conciudadanos fueran asesinados. Mucho más humano es ese Jesús que en la cruz pide perdón a la humanidad por la deshumanización del propio dios.

Mi relación con la figura de Jesús es complicada porque siempre me pareció un tipo pasivo-agresivo. Mientras que unas veces se mostraba compasivo y zen, otras era capaz de comportarse como un hooligan en un partido de fútbol en el que su equipo fuera perdiendo. En general, mi problema con cualquier “profeta” es que se comporta como si supiera más que nosotros, pero se callara para hacernos reflexionar. No, mire Ud. Eso no es así. Ud. Se calla porque le conviene. Porque, si continuase, se verían las costuras de su disfraz, los parches de su ideología, y se empezarían a advertir los verdaderos motivos que lo impulsan a Ud., o a quienes lo apoyan, a actuar. Se trata de ejercer control sobre la gente, no se equivoque Ud., no lo quiera llamar religión cuando se trata de dominación.

En Sombra, sin embargo, están claros los pliegues y las puntadas. Alicia consigue de un manera muy inteligente elaborar una historia entorno a la figura de una mujer que no tiene nombre porque no lo necesita. No se trata, al menos tal y como lo entiendo yo, de una mujer concreta: se trata de todas nosotras, de las que fueron, de las que somos y de las que me temo seguirán siendo, voces silenciadas, ocultadas, disimuladas, veladas, voces que molestan y que, cuando se hacen demasiado visibles para ser escondidas, son transformadas por el discurso dominante y patriarcal en las voces de lo más marginado: las prostitutas, mujeres “sin honor”, mujeres “con un pasado” (como si no todo el mundo lo tuviera), mujeres “de vida alegre” (porque lo bueno, lo aceptable, es que la vida de la mujer no lo sea).

Impresionante portada de Sombra de Mariana Palova

Impresionante portada de Sombra de Mariana Palova.

Curiosamente no veo en Sombra ningún atisbo de maniqueísmo. Las cosas no son buenas o malas. Jesús no es bueno o malo. La mujer sin nombre no es buena ni mala. Ni siquiera María, la madre que consiente los abusos del marido y que deja que utilicen a su hijo, es buena o mala. Conociendo la obra de Alicia supongo que su intención era la de mostrarla como un personaje malvado, puesto que la madre como figura tóxica es una constante en su obra. Sin embargo, en este caso, la considero cómplice voluntaria de las maniobras del dios católico y, en ese sentido, se comporta según su naturaleza egoísta y castradora para con su hijo. La mujer sin nombre, porque ni eso merece, un nombre que la defina, que la dote de entidad, que ancle definitivamente su humanidad a este lado de la realidad, es la única que se preocupa por el hombre sin dejarse deslumbrar por las promesas de trascendencia de la divinidad. Se trata de una mujer práctica que no se deja manipular, que tiene criterio y empatía, y que nunca trata a Jesús como un mito viviente sino como un igual. Es un superviviente, una mujer que vive para sí, que acoge a Judas y le da la comprensión que la iglesia le negó, todo ello, se entiende, dentro del juego narrativo  que propone la autora.

Es precisamente la falta de maniqueísmo, tan de moda últimamente, una de las cosas más interesantes de esta obra, y algo difícil de conseguir en una historia con estas hechuras donde lo religioso no es lo importante (yeagh!) porque solo sirve de atrezzo a la trama que se desarrolla.

Ilustración interior de Juan Alberto Hernández.

Ilustración interior de Juan Alberto Hernández.

Muy destacable me ha parecido la prosa de la autora, perfectamente integrada en la época que describe, empleando los términos y las expresiones que encontramos en los pasajes bíblicos pero sin su carga religiosa. Solo lo cultural permanece, y es ese poso el que nos ayuda a degustar una historia palestina y antigua sin que nos parezca evangélica.

En cuanto supe de esta obra dije que, seguramente y sin haberla leído, se trataba de una idea que me hubiera gustado abordar a mí porque tratar el silenciamiento y las prácticas de control sobre la gente es algo que siempre me ha interesado.

Pero esta es mi interpretación de Sombra, que no tiene que ser la tuya, ni siquiera la de la autora, porque se trata de una historia que admite múltiples lecturas, que se puede admirar desde distintos ángulos y disfrutar con distintas intenciones en mente.

Lo que debe quedarte claro es que Sombra «asombra» y no defrauda.

Comparte la entrada:


Artículos Relacionados

The following two tabs change content below.
Cristina Jurado
Cristina Jurado es escritora y editora de literatura de género. Como escritora ha publicado en numerosas revistas y antologías, además de las novelas CloroFilia (Cerbero, 2017), Bionautas (Cerbero, 2018), de un libro de relatos en inglés titulado Alphaland (Nevsky Books, 2018) y de recibir el premio Ignotus al Mejor Relato por “La segunda muerte del padre” (Cuentos desde el otro lado, Nevsky Books, 2016). Dirige desde 2015 la revista SuperSonic, que ha sido también reconocida con dos premios Ignotus a la Mejor Revista. Es editora internacional para Apex Magazine y ha editado las antologías Alucinadas, WhiteStar, e Infiltradas.

Deja una respuesta

Responsable Datos: Arkaitz Arteaga Elorriaga
Finalidad: enviarte un correo electrónico con información
Legitimación: tu consentimiento
Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Alojared (proveedor de hosting de origencuantico.com con sede en Madrid) Ver política de Privacidad y en los servidores de Mailchimp en el caso de que te suscribas a la lista de correo (fuera de la UE). Ver política de privacidad de Mailchimp.
Derechos: podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos en viando una petición a través del Formulario de contacto de la web
Información adicional: Aviso legal y política de privacidad

Ciencia Ficción

Biopunk CiberPunk Ciencia Ficción Hard Distopía Narrativa Juvenil Poesía Space Opera SteamPunk Ucronía Weird

Narrativa Fantástica

Espada y brujería Fantasía Cotidiana Fantasía Épica Fantasía Histórica Fantasía Oscura GrimDark Narrativa juvenil Realismo Mágico Sword & Planet Weird

Terror

Gótico Horror Narrativa Juvenil Terror Fantástico Terror Realista Thriller Weird

Y más allá del Género

Narrativa Narrativa Histórica Novela Negra
Entrevistas Iniciativas Opinión Recomendaciones
Ignotus orgullosos en el #LeeOrgullo: 4: un horizonte multicolor.

En el mes del LeeOrgullo, opiniones de nuestros Ignotables Orgullosos sobre...

Ignotus orgullosos en el #LeeOrgullo: 3. De respeto, responsabilidad y tópicos

“Creo que, ante todo, es importante ver a las personas LGBT+...

Entrevista a Miriam Beizana para el #LeeOrgullo: “A veces escondemos lo que somos por temor a dañar a las demás personas o generar inseguridad.”

  Conocí a Miriam Beizana gracias a Carla de Café de...

Novedades Ofertas Premios
XX Aniversario de Matrix en El Palacio de la Prensa

El Palacio de la Prensa proyectará la versión remasterizada de Matrix...

Ganadores de los Premios Kelvin 505 (2019)

El fallo de los Premios Kelvin 505 en su edición de...

Novedades de Cazador de Ratas en julio

Tres novedades llenas de humor y parodia. Para reírse de todo...

Antología Ensayos Novelas Novelas Cortas Relatos Relatos Cortos
9/10
Lago negro de tus ojos: el horror y la locura

Una historia de horror, una crítica a la sociedad actual y...

Cubierta de montruosas
7/10
Monstruosas: femeninas y feas

Libro, audiolibro, recortable y cuentos monstruosos

Ayantek: una primera novela que no lo parece

Una exhibición de técnica narrativa nada frecuente en escritores noveles

Ciencia Ficción Narrativa Fantástica Terror Weird
La verdad está aquí dentro, de José María Maesa

José María Maesa continúa su historia en Origen Cuántico

El último viaje
“El último viaje”, de Mar Goizueta

Sin más, poneos las cálidas capas sobre los hombros, aseguradlas con...

“El nacimiento de un hombre de mar”, de Mar Goizueta

Hay historias que requieren ser contadas de una forma breve para...

Un cálido escalofrío.
Un cálido escalofrío: informe de disección
Sobre aprender a leer y acabar descubriendo el amor
Informe de disección: Éxodo (o como salvar a la reina) de David Luna
Tres ojos de bruja: informe de disección
Política de Seguridad
Política de privacidad
Origen
Ideario Origen Cuántico
Equipo Cuántico
Política de Cookies
Política de cookies
Editoriales y escritores/as
Editoriales y autores/as

Sois varias las editoriales y autores que os habéis interesado para...

Contacto
Contacto

Si quieres ponerte en contacto con Origen, rellena el formulario.  ...