La vida desde el punto de vista de un friki trastornado socialmente aceptado

Soy un Friki Trastornado

Soy un Friki Trastornado

Este no solo es el artículo Origen del blog (aunque no sea el primero cronológicamente), es el artículo Origen de mi vida. Si quiero que alguien entienda lo que escribo, tengo que tener este artículo a mano para enlazarlo, tengo que tener este artículo a mano para que el que lea lo que escribo sepa qué tipo de persona es la que escribe. Así que luego no quiero reclamaciones, no voy a ocultar nada.

Empecemos con la frase que mejor me define desde mi propio punto de vista (y el de mi mujer, que además de ser psicóloga, es la que establece las normas en mi universo):

Soy un friki trastornado socialmente aceptado.

Esa frase, aunque parezca bastante sencilla de interpretar, tiene mucha más miga de la que inicialmente parece que tiene. Así que la voy a ir describiendo por partes, que es como hay que hacer las cosas según mi madre, por partes, primero una y después la otra:

Soy un friki

Pues sí, me considero lo que en la actualidad la gente conoce como friki. Soy informático, me gusta la tecnología, leo sobre astrofísica, seguridad informática y criptografía, estoy domotizando mi casa y conozco detalles sobre una gran cantidad de materias que me hacen parecer culto (aunque si escarbas, no hay mucha profundidad). Me gusta la historia, veo las series que todo friki ve y cualquier meme o gracieta que me mandan por Whatsapp, ya la conocía con anterioridad. Además, cumplo con otra de las facetas necesarias para ser un friki, tal vez la más importante. Ser considerado inteligente por los demás.

Es importante reflexionar sobre esta última frase, ya que me parece que mi vida siempre ha girado en torno a ella. Pues sí, todo el mundo me considera una persona inteligente, incluso los test de inteligencia. Mi mujer como buena psicóloga moderna cree firmemente en este tipo de absurdos e interminables “exámenes” de potencial, incluso sus más ilustres colegas afirman que se podría prescindir de cualquier otro tipo de prueba de selección de personas ya que la inteligencia es el mayor predictor (no confundir con el test de embarazo) de todos.

Pues para mí no tienen sentido. Es más, he realizado varios de ellos y lo primero que me chirría es que cada vez obtengo una mayor puntuación. Tengo un cociente intelectual que ni Einstein, vamos, que soy el futuro creador de una nueva teoría que va a cambiar al mundo. Pues voy un poco tarde…

Creo sinceramente que estas pruebas están muy orientadas a la visión espacial y al razonamiento lógico y matemático. Pero dónde quedan la creatividad, la inteligencia emocional, el arte… En resumen, donde queda la brillantez.

Reconozco que soy una persona muy resolutiva, pero ni soy ni nunca seré brillante. El ejemplo más claro en mi persona es el ejemplo de la música (sí, he estudiado música…). Siempre he sido un magnífico interprete (hasta que hace 18 años dejé de tocar cualquier cosa que emitiera sonidos interrelacionados) pero nunca he sido capaz de crear nada, solo repetía, solo copiaba.

Conclusión, que me voy por las ramas… Soy un friki en toda regla.

Estoy trastornado

Literal, estoy como una cabra. Durante años he pensado que el resto del mundo estaba equivocado en las cosas que me molestaban, pero después de mucho leer y de asesorarme por profesionales (mi mujer entre ellos), he llegado a la conclusión de que rozo la obsesión compulsiva.

Esto tiene muchas desventajas como la ansiedad, la excesiva preocupación por cualquier cosa, incluso la depresión en algunos casos, pero también tiene sus ventajas. Además de valerme de mi obsesión compulsiva para quedar primero en todos y cada uno de los exámenes de mi oposición (si, se me fue la olla) me ha ayudado a realizar innumerables “másteres” (como los llama mi mujer) y que a partir de ahora llamaré Másteres Cuánticos (lo que me recuerda que tengo que hacer un glosario de términos para el blog).

Un Master Cuántico se puede realizar sobre cualquier materia. Educación de los hijos, embarazo, un problema que te surja en el trabajo, la lectura, la compraventa de pisos, etc. Pero es necesario cumplir una serie de requisitos para que te den el título:

  • Tienes que buscar información compulsivamente en Internet y tener no menos de 15 pestañas abiertas cada vez que te pones.
  • La duración del máster puede variar, pero nunca superar un mes.
  • Al final del máster tienes que tener más información sobre la materia que cualquier profesional al que pudieras consultar (por supuesto sin nada de experiencia que es lo que realmente cuenta).
  • Si es sobre temas médicos hay que leer no menos de 7 estudios clínicos, a poder ser en inglés.
  • Si es sobre un tema práctico hay que llevarlo a cabo sin ningún tipo de asesoramiento, aunque tu vida dependa de ello.
  • Por supuesto, no se puede solicitar ayuda.
  • Una vez solucionado el problema que te llevó a hacer el máster, la materia deja de tener interés para ti.

Soy aceptado por la sociedad

Esta es la parte de la frase que da título al artículo, más difícil de comprender. Si habéis leído todo lo anterior, tendréis una visión de mí en vuestra mente ya construida. Una persona marginada en el colegio, sin amigos,  virgen y con bolis en la camisa. Pues ni soy, ni nunca he sido así.

Aunque parezca sorprendente, siempre he tenido muchos conocidos (amigos no tantos), estoy casado con una mujer inteligente y muy atractiva (esto es objetivo porque antes de ser mi novia fuimos compañeros de trabajo varios años y conozco la opinión generalizada del resto de mis homólogos de género sexual), tengo descendencia y visto medianamente bien (en gran parte gracias a mi mujer, pero eso no creo que sea exclusivo de frikis). Hago deporte, me gusta la pesca submarina, el fútbol, a los 20 años ya me había pillado más cogorzas que la mayoría de la gente en toda su vida e incluso es posible que muchos de mis conocidos no sepan mi verdadera condición de friki trastornado.

Eso si, mis verdaderos amigos lo saben. Lo saben y así y todo me aceptan, en las duras y en las maduras. Esa es la mayor ventaja de ser como soy. Si alguien sabe que soy un friki trastornado y no le importa, es que es un amigo de verdad. En caso de que en vez de ser un amigo, sea una pareja… es la mujer de mi vida.

Comparte la entrada:


Artículos Relacionados

The following two tabs change content below.

Origen

Administrador
Informático, friki, padre y lector compulsivo. Espero que mi camino os ayude a realizar el vuestro.

5 Comentarios

  1. Angel 29 septiembre, 2016
    • Origen 29 septiembre, 2016
  2. Aitor Uzcategui 29 septiembre, 2016
    • Origen 30 septiembre, 2016
  3. Valdemar. 30 septiembre, 2016

Deja una respuesta

Responsable Datos: Arkaitz Arteaga Elorriaga
Finalidad: enviarte un correo electrónico con información
Legitimación: tu consentimiento
Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Alojared (proveedor de hosting de origencuantico.com con sede en Madrid) Ver política de Privacidad y en los servidores de Mailchimp en el caso de que te suscribas a la lista de correo (fuera de la UE). Ver política de privacidad de Mailchimp.
Derechos: podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos en viando una petición a través del Formulario de contacto de la web
Información adicional: Aviso legal y política de privacidad

Ciencia Ficción

Biopunk CiberPunk Ciencia Ficción Hard Distopía Narrativa Juvenil Poesía Space Opera SteamPunk Ucronía Weird

Narrativa Fantástica

Espada y brujería Fantasía Cotidiana Fantasía Épica Fantasía Histórica Fantasía Oscura GrimDark Narrativa juvenil Realismo Mágico Sword & Planet Weird

Terror

Gótico Horror Narrativa Juvenil Terror Fantástico Terror Realista Thriller Weird

Y más allá del Género

Narrativa Narrativa Histórica Novela Negra
Entrevistas Iniciativas Opinión Recomendaciones
Helena Lennox se hace mayor en El príncipe de los prodigios

Destaca por la contraposición entre los parajes idílicos de ciudades mágicas...

Entrevista a David B. Gil: “No me interesa una historia sin personajes femeninos fuertes y proactivos.”

Hoy más que entrevistar a un famoso escritor, tengo la sensación...

Libros solidarios

Os traemos tres iniciativas solidarias que tienen que ver con libros...

Novedades Ofertas Premios
Novedad de Dilatando Mentes: Magia del caos (para escépticos)

Un ensayo sobre la magia más transgresora escrito por un cineasta...

Entrevista a Eloi Puig a propósito de la CATCON (Convención Catalana de Ciencia Ficción y Fantasía)

Este próximo fin de semana (24 y 25 de noviembre) se...

Todos los finalistas a los Premios Amaltea

Desde el pasado viernes se conocen los finalistas a los Premios...

Antología Ensayos Novelas Novelas Cortas Relatos Relatos Cortos
7.9/10
¿Hogar? o la coherencia de Conchi Regueiro

Cuando la personalidad de una autora trasciende el tema, el tono,...

7/10
Territorio de pesadumbre (de Rodolfo Martínez) y el príncipe

Rodolfo Martínez compone una novela muy breve, que no necesita de...

Impresionante portada de Sombra de Mariana Palova
Todas somos Sombra: breve análisis teológico-combativo de la última novela corta de Alicia Pérez Gil

Pero Sombra no es una obra de especulación religiosa sino una...

Ciencia Ficción Narrativa Fantástica Terror Weird
El último viaje
“El último viaje”, de Mar Goizueta

Sin más, poneos las cálidas capas sobre los hombros, aseguradlas con...

“El nacimiento de un hombre de mar”, de Mar Goizueta

Hay historias que requieren ser contadas de una forma breve para...

Bienvenidos viajeros del tiempo

El profesor Stephen Hawking tiene el placer de invitarle a una...

Tres ojos de bruja: informe de disección
¿Y en verano, qué? Disecciones express
La mirada extraña: informe de disección
Diseccionadores de Novelas.
Diseccionadores de Novelas: Repaso, experiencias y datos del grupo
Política de Seguridad
Política de privacidad
Origen
Ideario Origen Cuántico
Equipo Cuántico
Política de Cookies
Política de cookies
Editoriales y escritores/as
Editoriales y autores/as

Sois varias las editoriales y autores que os habéis interesado para...

Contacto
Contacto

Si quieres ponerte en contacto con Origen, rellena el formulario.  ...