El camino de la felicidad.

El camino de la felicidad

El camino de la felicidad

 

DATOS DEL LIBRO

  • Autor: JORGE BUCAY
  • Año: 2002
  • Edición: DEBOLSILLO, 2010
  • Nº de páginas: 224 páginas
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788483461099
  • Fecha de lectura: Octubre de 2016

 

 

Con este libro, termino con lo que Jorge Bucay cree que son los caminos que debemos recorrer en nuestra vida:

Después de la última reseña, la verdad es que lo último que me apetecía era leerme este libro, pero al final decidí darle una oportunidad, más que nada para quitarlo de la estantería.

He de reconocer que cuando empecé a recorrer mi camino con el Blog, me resultó curioso que mi mujer tuviera un libro Titulado “El camino de las lágrimas” y después de haber leído Ser feliz en Alaska, el peor libro que he leído en mi vida, quería comprobar si había algo que mereciera la pena dentro de la categoría de “Libros de Autoayuda”. Así lo cogí de la estantería.

En un primer momento, “El camino de las lágrimas” me pareció un gran libro y me lancé a leer el resto de “Los caminos” de Bucay. Podría decir que ha sido un pérdida de tiempo, algo que choca frontalmente con mi decisión de elegir cuidadosamente mis lecturas, pero no es así.

Los dos primeros libros que leí (Lágrimas y Autodependencia), me gustaron mucho, tanto el contenido como el estilo del autor. Pero el tercero fue un desastre. El camino del encuentro me pareció terrible, no compartía para nada el punto de vista del autor, incluso estaba peor escrito.

Si hay algo que me encantó de los 2 primero libros, fueron los textos que elegía Jorge a modo de ejemplo, una maravilla. Pero en el tercer libro, incluso eso estaba “metido con calzador”. Me costó horrores terminarlo, me hizo incluso replantearme las valoraciones de los 2 anteriores. El libro del que vengo a hablaros hoy, ha hecho que el círculo se cierre.

Como comprenderéis, empecé a leerlo totalmente desmotivado y lleno de prejuicios. Además, según iba avanzando en la lectura, mis peores presagios se hacían realidad. Contenido lleno de obviedades, ejemplos no muy acertados e incluso un nivel narrativo inferior a los anteriores libros. Pero hacia la mitad del libro, me di cuenta de algo, que a la postre me ha servido para valorar positivamente la lectura de estos libros. Al final de la reseña expondré mis conclusiones.

Hablando exclusivamente de este libro, El camino de las lágrimas, tengo que decir que me ha parecido mejor que el anterior. Aunque mientras leía las 50 primeras páginas, estuve a punto de abandonarlo más de una vez, al final lo terminé haciendo un ejercicio de análisis del texto mirado desde fuera. Toma ya.

A lo que me refiero, es a que sabiendo de antemano que no me iba a gustar lo que iba a leer, por lo menos intenté sacar algo positivo, incluso disfrutar de la manera que tiene Jorge de contar las cosas, que a veces es maravillosa.

Lo he terminado en 1 día, gracias a dios, y la primera conclusión, la más importante que he sacado al leer a Jorge Bucay es la siguiente:

NO PIENSO VOLVER A LEER UN LIBRO DE AUTOAYUDA EN MI VIDA

Solo por haberme llevado a este punto, ya ha merecido la pena la lectura de los libros. Pero bueno, tengo que reconocer, que el autor por lo menos escribe bien. A veces resulta hasta gracioso.

Creo que este tipo de escritores han encontrado un filón en nuestra actual sociedad. Todo el mundo está estresado, tiene algún tipo de ansiedad y busca ser un poco más feliz. Por ello, este tipo de “gurús” (aunque no creo que Jorge sea un ejemplo de gurú, como sí lo es Santandreu), se valen de las carencias de las personas para vender un producto, que muchas veces no tiene contenido:

Para ser feliz hay que tener las expectativas más bajas. Hay que soltar lastre. 

Muy bien, gracias por la aclaración, procuraré bajar mi nivel de exigencia de felicidad de un 100 a un 80.

El dolor es bueno, ayuda a sacar conclusiones positivas.

De acuerdo, voy a pasar las tardes intentando que me pille un coche, a ver qué conclusiones saco.

El libro “Todo lo que he aprendido“, de Luis Rojas Marcos (fue nombrado jefe de los servicios de salud mental de Nueva York en 1992 y dirigió el sistema de salud y de hospitales del municipio neoyorkino desde 1995 a 2002, con el 11-S en medio…) me abrió los ojos en muchos sentidos, uno de ellos era el tema del dolor:

Sufrir no es condición necesaria para darle significado a la vida[…], cuidado con los que afirman que una dosis de tortura es necesaria para el desarrollo saludable del carácter.

Esa frase fue suficiente para activar todas mis alarmas. Estaba leyendo a tipos que en principio sabían más que yo del tema, pero que daban por hecho conclusiones que a lo mejor no son ciertas. En fin, que no hay reglas en esto de ser feliz.

Para finalizar, cito otra vez a Rojas Marcos. Si estáis pensando en leer “El camino de la felicidad”, a lo mejor os ahorro tiempo y esfuerzo:

Tras haber dado un buen número de consejos improvisados para ser feliz que no tuvieron el efecto deseado, hace tiempo que decidí asignarles la tarea a quienes me piden sugerencias. […] cojan lápiz y papel y hagan una lista de las cosas que les hacen felices.

 

Artículos Relacionados

Comparte el OrigenShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page
The following two tabs change content below.

Origen

Administrador
Informático, friki, padre y lector compulsivo. Espero que mi camino os ayude a realizar el vuestro.

Añade un Comentario